"Dilexi iustitiam et odivi iniquitatem propterea morior in exilio"

viernes, 31 de mayo de 2013

Drama 2013: Prepare su corazón para las pruebas por venir (Ester). Parte 1


En una maniobra muy arriesgada, un colaborador ha logrado hacerse con 2 de las 10 grabaciones en que el drama para la Asamblea de Distrito 2013 está dividido. Por seguridad, hemos transcrito el audio para que puedan leerlo cómodamente. Aquí les va la primera grabación:


Milcá: Queturá, me acabo de enterar de cómo Ester llegó a ser reina. Parece que el rey Asuero la eligió de entre todas las vírgenes que llevaron ante él.

Queturá: No me sorprende Milcá. Todo el mundo habla bien de ella, hasta las otras mujeres que querían reemplazar a la reina Vasti.


Milcá: ¿Has visto a Vasti alguna vez?


Queturá: Una sola vez. Y puedo asegurarte que no se parece en nada a Ester...


Milcá: ¿A qué te refieres?


Queturá: Vasti es orgullosa y arrogante. La gente la evita como a una plaga de langostas. En cambio, a Ester la quiere todo el mundo. Ni siquiera la envidian por su belleza porque no anda presumiendo.


Pregonero: ¡Inclínense ante el gran Hamán, príncipe de Persia!


Queturá: ¡Milcá, mira! ¡Uno de los príncipes!


Pregonero: ¡Inclínense ante el gran Hamán, príncipe de Persia! ¡Por orden del rey Asuero, inclínense ante Hamán!


Milcá: Ahí va ese Hamán. Claro, como lo han puesto por encima de los demás príncipes, no pierde ocasión de recordárselo a todo el mundo. 


Queturá: No hables así. Ya sabes cuánto odia a los judíos. Si llega a oírte...


Milcá: Y ese fanfarrón que va con él, ese siervo suyo Nasín, es casi tan arrogante como su amo y eso ya es decir mucho...


Queturá: Milcá, ten cuidado con lo que dices.


Milcá: Te diré Queturá, que no siento ningún respeto por Nasín y mucho menos por Hamán: es egoísta...


Mardoqueo: Cuéntame Amir, ¿qué piensan de la reina Ester las demás mujeres del rey? ¿Están molestas con ella? ¿Sienten celos? 


Amir: No, en absoluto, Mardoqueo. Por lo que ha llegado a mis oídos, nunca ha habido tanta paz en la casa de las mujeres. 


Mardoqueo: Me tranquiliza saberlo.


Amir: Ester no se aprovecha de su encanto como otras mujeres. Parece que ni siquiera se da cuenta de lo hermosa que es. Es modesta, respetuosa, amable... ¡Mira! Por ahí viene Atac.


Mardoqueo: Lo conozco. Es el ayudante personal de Ester. ¡Que tengas paz, Atac! Espero que seas portador de buenas noticias.


Atac: Así es. Harboná, el oficial de la corte del rey, me ha enviado para informarte de lo ocurrido tras tu denuncia contra Bigtán y Teres. 


Mardoqueo: Ah, sí. Fue la reina Ester quien informó al rey.


Atac: El asunto se investigó a fondo. 


Mardoqueo: Lo recuerdo, Atac. ¿Y qué pasó al final?


Atac: Bigtán y Teres fueron colgados en un madero. El rey no tolera a los traidores. Si no te hubieras enterado de lo que estaban conspirando, no quiero ni pensar qué pudiera haber pasado.


Mardoqueo: Todo sea por el bien de mi señor el rey.


Amir: ¿Y qué hay de Mardoqueo? ¿Cómo se le agradecerá que haya descubierto esa conspiración contra el rey?


Mardoqueo: No espero que se me recompense. Solo hice lo que tenía que hacer.


Amir: Eso te honra, Mardoqueo. Aún  así...


Atac: Harboná no mencionó ninguna recompensa. Él también piensa que la mereces. Sin embargo, no cree que su puesto en la corte le permita hablarle al rey de ese tema. Pero no te preocupes Mardoqueo, él tiene pensado hablar con Memucán para que los príncipes intercedan por ti. 


Amir: ¡Que tengas paz, oh príncipe Memucán!


Memucán: ¡Que tengas paz tú también, Amir, y tú, Mardoqueo! Atac, has hablado con sabiduría. Todo lo que acaba de decir él es cierto, Mardoqueo. No sabemos qué hará el rey para recompensarte, pero se ha dejado constancia de tu acto de lealtad. 


Mardoqueo: Con todos mis respetos, señor: No pretendo que se me recompense. Solo cumplía con mi deber. Estoy seguro de que cualquier otro en mi lugar hubiera hecho lo mismo. 


Memucán: Yo no estoy tan seguro. Bigtán y Teres no son los únicos a quienes les habría gustado derrocar al rey. Amir, Atac, me gustaría hablar a solas con Mardoqueo. Mardoqueo, tú eres un buen hombre y un servidor de confianza en la puerta del palacio. Tu denuncia contra Bigtán y Teres, así lo prueba. Todos en la corte hablan de eso.


Mardoqueo: Solo hice lo que me pareció justo. 


Memucán: Aún así, Mardoqueo, hay algo que me preocupa mucho. 


Mardoqueo: ¿De qué se trata, señor?


Memucán: Tiene que ver con Hamán, el segundo en importancia después del rey. Ya conoces la orden del rey. Todos los que están en la puerta del palacio tienen que inclinarse ante Hamán. Recuerda que se ha convertido en el príncipe más importante del reino.


Mardoqueo: Sí, lo sé.


Memucán: Y sin embargo, tú no lo haces. ¿Por qué te niegas a obedecer el mandato del rey?


Mardoqueo: Obedezco al rey en todo, menos en esto. 


Memucán: Pero, ¿por qué? ¿Ves a mi ayudante allí de pie?


Mardoqueo: Sí, lo conozco, es Hilquías.


Memucán: Hamán odia a Hilquías. ¿Y sabes por qué? Porque es judío, y el odia a todos los judíos. Y déjame decirte algo: A ti te odia todavía más. Le hierve la sangre cada vez que no te inclinas ante él.


Mardoqueo: Te agradezco el aviso Memucán, pero aunque el rey lo ordene no puedo inclinarme ante Hamán.


Memucán: Pero, ¿por qué? ¿Por qué arriesgas tu vida por algo tan pequeño como...? Por ahí viene Hamán... Mardoqueo, te lo suplico: Piensa bien lo que vas a hacer.


Hamán: ¡Hmm! ¡Hmm! ¡Hmm! Mardoqueo, despreciable judío, ¿por qué te empeñas en desobedecer el mandato del rey? 


Mardoqueo: Yo soy leal al rey Asuero y no lo desobedezco. Cumplo todos sus mandatos, menos este porque no puedo. 


Hamán: ¿Cómo osas desobedecer el mandato del rey de honrar a quien él ha ensalzado sobre todos los príncipes? ¿Acaso te crees mejor que yo? Ja ja ja, espero y verás Mardoqueo. No sabes lo que te espera a ti y a todos los judíos. Con que no estás dispuesto a inclinarte ante mí, ¿eh? ¡Ya veremos! Ja ja ja. Escucha bien lo que te digo Mardoqueo: Ya lo creo que te inclinarás ante mí. 


Memucán: ¡Qué desgracia, Mardoqueo, mis peores temores se han hecho realidad! 


Hilquías: ¿Por qué no te has inclinado ante Hamán como hacemos todos los demás? ¿Te has olvidado de que somos esclavos de los persas? Esclavos. ¡Has ofendido a Hamán, el favorito del rey! Y ahora todos vamos a pagar por lo que tú has hecho. 


Memucán: Controla tu lengua, Hilquías. Estás hablando con un oficial de la puerta del palacio. 


Hilquías: Pero, ¿por qué tenías que desobedecer la orden del rey? ¿Por qué?


Mardoqueo: Hilquías, hijo mío: Tú también desciendes de Abrahán. Tus antepasados estaban con Moisés cuando Jehová los liberó de Egipto y de las fuerzas de Amaleq. ¿Lo recuerdas?


Hilquías: ¿Y eso qué tiene que ver con lo que está pasando aquí? Nosotros no estamos en Egipto. Estamos bajo la ley de los persas y cuando el rey manda algo hay que hacerlo. 


Harboná: (jadeando) ¡Mardoqueo, Mardoqueo!


Mardoqueo: ¿Qué ocurre, Harboná? Tienes cara de traer malas noticias. 


Harboná: (jadeando) Así es. Noticias horribles. Sabes que Hamán te odia y que ha jurado vengarse de ti, porque rehúsas inclinarte ante él. 


Mardoqueo: Sí, lo sé.


Hilquías:  ¿Qué pasa? Dinos, por favor.


Harboná: Hamán ha hecho que el rey selle un decreto contra los judíos.


Mardoqueo: ¿Cómo? Pobre pueblo nuestro.


Hilquías: Esto es el fin.


Harboná: Oí a Memucán y a Carsená hablando del tema hace un momento. Parece que Hamán se ha ofrecido a ingresar en la tesorería del rey muchísimo dinero: 10.000 talentos de plata, de su propio bolsillo. 


Hilquías: ¿10.000 talentos de plata?


Harboná: Para acelerar el asunto.


Mardoqueo: ¿En qué consiste el decreto? ¿Qué quiere hacerle el rey a los judíos?


Harboná: No lo sé. Pero no debe ser nada bueno. Pues Memucán y Carsená parecían estar muy nerviosos. 


Hilquías: ¡Todo por tu culpa, Mardoqueo! ¿Cómo has podido ser tan irresponsable? Tú, un oficial de la corte que se sienta a la puerta del palacio. ¡Mira lo que has conseguido! Será nuestro fin. 


Pregonero: ¡Súbditos del reino! Por orden del rey se ha de saber que todos los nobles y gobernadores y príncipes de los 127 distritos jurisdiccionales, desde la India hasta Etiopía, así como todo el pueblo, deben prepararse el día 13 del mes 12 para matar y eliminar a todos los judíos: jóvenes y viejos, mujeres y niños, y para saquear el despojo de ellos. Lo que está escrito, así se cumplirá. En nombre del rey Asuero.


Hamán: El día 13 del mes de Adar, ¡no lo olviden! Ja ja ja, ese día nadie escapará. Ninguno de ustedes. Ja ja ja.


Hilquías: Todo esto es culpa de Mardoqueo. Ya sabía yo que provocaría una desgracia, negándose a cumplir el mandato del rey. 


Queturá: Debemos permanecer unidos. 


Hilquías: ¡No sabes lo que dices!


Milcá: De todos nosotros, Mardoqueo ha sido el único que ha tenido el valor de obedecer la ley de Jehová.


Hilquías: Mardoqueo sólo nos ha creado problemas. 


Milcá: Que Jehová nos perdone y que haga que el plan de nuestros enemigos se vuelva contra ellos. 


Hilquías: ¡Qué necia eres, Milcá! Jehová se ha olvidado de nosotros. Nos ha abandonado y moriremos a manos de Hamán. ¿Qué podemos hacer? Se acabó. ¡Vamos a morir todos!


Mardoqueo: ¡Oh, pueblo mío! Qué Jehová el Dios de Israel se apiade de nosotros. (Música triste)


Aquí las otras partes del drama:
http://hildeydesa.blogspot.com/2013/06/drama-2013-prepare-su-corazon-para-las.html
http://hildeydesa.blogspot.com/2013/06/drama-moderno-2013-la-organizacion.html

Audio:
http://hildeydesa.blogspot.com/2013/06/audio-en-espanol-del-drama-de-asambleas.html

martes, 28 de mayo de 2013

La Watchtower y la Distribuidora de Electricidad de Nueva York (NYISO)


El Sistema Operador Independiente de Nueva York (NYISO por sus siglas en inglés) es el corazón del sistema eléctrico del estado de Nueva York, operando redes de transmisión de alto voltaje, administrando y monitoreando los mercados mayoristas de electricidad, y planeando futura energía para el estado. El NYISO es responsable de la operación segura de cerca de 17700 kilómetros de transmisión de alto voltaje de Nueva York y la cooordinación de más de 500 generadores de energía eléctrica. En resumen, el NYISO administra un volumen de mercado energético que transa un promedio de 7, 5 billones de dólares en electricidad y productos relacionados anualmente

¿Qué tiene que ver la NYISO con la WT? 

Para empezar, NYISO es una empresa sin fines de lucro, dirigida por un Directorio independiente de 10 miembros. Los accionistas y participantes del mercado eléctrico de Nueva York (entre los cuales contamos a la Watchtower), juegan un papel importante en el sistema de administración compartido del NYISO.



Está claro que esta empresa "sin fines de lucro" pero que mueve 7,5 billones de dólares al año... administrada por un gran consorcio de empresas... es tan "sin fines de lucro" como la misma WT... ¿Por qué una entidad religiosa "no lucrativa" como la WT invertiría en esta empresa distribuidora de energía de Nueva York? Serán bienvenidos cualesquier datos aclaratorios sobre este tema... Espero que TH  (que es tan bueno para plagiar  de nuestro blog sólo la información que lleva agua para su molino) pueda darnos una respuesta al respecto...


domingo, 26 de mayo de 2013

Carta 8/5/2013: Plan de acción de emergencia para Siervos Especiales de Tiempo Completo



A TODOS LOS PRECURSORES, PRECURSORES ESPECIALES TEMPOREROS Y MISIONEROS EN EL CAMPO, EN EL TERRITORIO DE LA SUCURSAL DE USA:

Re: Plan de acción de emergencia para Siervos Especiales de Tiempo Completo

Queridos hermanos y hermanas:

El sabio Salomón escribió: "Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse, pero los inexpertos han pasado adelante y tienen que sufrir la pena." (Prov. 22:3) Pueden ocurrir emergencias en todo momento y lugar. Por lo tanto, es prudente que todos nos preparemos antes que surjan las emergencias. Cada individuo y familia preparada para desastres, puede hacer mucho al tratar con emergencias. Esto puede incluir tener las provisiones necesarias resguardadas en algún lugar, y tener artículos apropiados preparados para viajar inmediatamente tales como una "go bag" (mochila), si llega a ser necesaria una rápida evacuación. (g9/07 pp. 4-7).

En vista de la anterior y nuestra sincera preocupación por su bienestar, la sucursal bajo la dirección del Cuerpo Gobernante, está desarrollando un plan de acción de emergencia para siervos especiales de tiempo completo en el territorio de la sucursal. En caso de desastre, necesitaremos confirmar que están bien. Por lo tanto, regularmente asegúrense que su información de contacto en caso de emergencia archivada para la sucursal sea actualizada y exacta. Les solicitamos que la información de contacto que nos suministren incluya una dirección de correo electrónico (si aplica) y números de teléfono (tanto de red fija, como móvil, si aplica). Pueden proveernos ahora esta información en jw.org. Sin embargo, si no tiene acceso a jw.org, por favor escriba al Departamento de Servicio y provea la información requerida arriba.

Su preparación para desastres incluye que sepa a quién contactar y cómo notificarle de su bienestar. Incluso aunque esté en el servicio de tiempo completo y tenga estrecho contacto con la sucursal más que la mayoría de los publicadores, la sucursal puede estar limitada en la asistencia que pueda dar directamente inmediatamente después de un desastre. Por lo tanto, su primera y más efectiva línea de asistencia siempre será su cuerpo local de ancianos, a través de su superintendente de grupo, en vista de su proximidad a usted. Si llegara a ser necesario que evacuara para buscar albergue en otra parte, seguir la dirección provista por las agencias de gobierno federales, estatales y locales, si declaran evacuaciones obligatorias y seguir la dirección de los ancianos locales, resultará ser muy beneficioso. 

La sucursal está siempre muy interesada en saber qué está sucediéndole en orden a suplir cualquier necesidad que surja. Se hará todo esfuerzo para contactar con usted rápidamente si una emergencia o desastre ocurre en su área. Sin embargo nuestro conocimiento de ello puede retrasarse dependiendo de la ubicación y tamaño del desastre. Por lo tanto, requerimos que si sucede una emergencia en su área y usted no ha oído de la sucursal dentro de una razonable cantidad de tiempo, por favor contacte al Departamento de Servicio para informarnos de su situación y si sus necesidades inmediatas se están cumpliendo a nivel local. Si no hay necesidades urgentes,  contacte el Departamento de Servicio entre las 8:00 AM y las 5:00 PM, horario de la costa este, llamando al (845) 306-1000 y solicite hablar con su respectivo escritorio de servicio. Si surge una emergencia en horas no laborales que requiera atención inmediata más allá de lo que se pueda hacer a través de su congregación, no dude en contactar el número de emergencia de la sucursal en Patterson al (845) 306-1007. Se le preguntará su nombre, su número de teléfono donde contactarlo, su ubicación, y la naturaleza de la emergencia para que alguien de la sucursal pueda prontamente devolver la llamada. 

Igualmente, muchos de ustedes están conscientes que los daños al departamento de un Salón del Reino o a otra residencia de la sucursal está cubierta con el Arreglo de Asistencia para Salones del Reino. Sin embargo, este arreglo no cubre la pérdida de artículos personales. Por lo tanto, si usted desea asegurar sus artículos personales podría investigar localmente cómo obtener una póliza de seguro de arrendatario. Por favor note que cualquier gasto adicional incurrido por hacer esto sería un gasto personal, y no sería un gasto reembolsable por la sucursal. 

Es nuestra esperanza sincera que esta información les sea útil. Su celo por el ministerio e interés en otros es reconfortante. Que Jehová siga usándolo de forma forma potente al adelantar los intereses del Reino. (Heb. 6:10) Reciban el amor y sincero interés del Cuerpo Gobernante por su bienestar. Les enviamos nuestro cariñoso amor cristiano y mejores deseos,

Sus hermanos,

CC: Cuerpos de Ancianos.
Comités de Socorro de desastres.
Comités Regionales de Construcción.
Superintendentes Viajantes.

PD al Cuerpo de Ancianos:

Aprovechamos esta oportunidad para agradecerles por todo lo que están haciendo al apoyar con todo a  los precursores o misioneros asignados a su congregación. Dado que esos queridos individuos a menudo tienen recursos financieros limitados y a menudo están a grandes distancias de su familia inmediata, deben generalmente ser considerados con los que tienen necesidades especiales. Por lo tanto, es importante que sean incluido en cualquier plan de emergencia arreglado por la congregación local. 


Esta carta es una de las más extrañas que he visto. Es lo más parecido a la famosa carta de "la mochila", de la sucursal española:


La misiva que nos ocupa menciona en el comienzo habla de la "go bag" para desastres... En inglés, esta palabra es de uso coloquial y para hallar su definición tenemos que ir al Urban Dictionary:
1. go bag 

(noun) a carry-bag that you keep by the door in case you have to evacuate from home on very short notice http://www.urbandictionary.com/define.php?term=go%20bag
(Sustantivo) Un bolso que mantienes en la puerta en caso de que tengas que evacuar el hogar después de un muy breve aviso.  

Y si quedan dudas: Aquí está dicho con más detalle lo que debe tener una mochila de este tipo: http://72hours.org/go_bag.html

Pero la carta de la sucursal americana no pretende ser masiva como la española, con partes en la reunión para tratar su contenido... No. (Tocará ver si a otras sucursales les llega esta carta o si es un "arreglo" sólo para USA.) El blanco de la carta son "los siervos especiales de tiempo completo", excluyendo no solo a los publicadores, sino también a los precursores auxiliares y regulares...

Si uno la lee someramente, puede pensar que hay un "sincero" interés al menos por estos "siervos" que "adelantan los intereses del Reino". Sin embargo, lo de pedir "nombre y número de teléfono en caso de emergencia" a todos los publicadores es un procedimiento antiguo. La salvedad es que en este enfoque dirigido a los siervos especiales, ahora se les pide además e-mail (conforme a los tiempos) y en vez de hacer la "lista" el Superintendente de grupo (como se hace tradicionalmente con todos los miembros de la congregación) ellos mismos se inscriben en jw.org o escribiendo al Departamento de Servicio. 

Esto último da la impresión de gran preocupación por parte de la oficinas centrales...Sin embargo, en el párrafo siguiente, se dice claramente que los que se encargarán de ellos serán los ancianos locales y las autoridades, no importando que el "siervo especial" en cuestión se comunique con la sucursal mucho más que "la mayoría de los publicadores". Aunque la WT trata de hacerlos sentir "especiales", queda manifiesto que son tratados igual que el resto...

Luego se les concede el "privilegio" de llamar al Departamento de Servicio en caso de emergencias, solicitando ayuda. Pero si no es la necesidad tan acuciante, llame en horario de oficina... Pero, ¿qué clase de ayuda podrá ofrecer la sucursal? Ya se dijo: Será a través del cuerpo de ancianos. Y la PD a los ancianos lo deja claro: a estos "queridos individuos" que "a menudo tienen recursos financieros limitados" (¿por qué será?) hay que suplirles sus "necesidades especiales". Cualquier ayuda que les llegue será local... Porque el párrafo de los seguros lo demuestra, más allá de cualquier declarada "buena intención" de ayudar...

De modo que no se noten sus verdaderas intenciones, la carta en este párrafo trata lo que de verdad interesa transmitir: Que los seguros de los Salones del Reino no cubren las pérdidas de los efectos personales de los siervos especiales de tiempo completo. Me pregunto: Después de un desastre, si hubiera sincero interés por estos hermanos, ¿no se les cubrirían sus pérdidas? El caso es que no es así. Para mayor abundamiento (después de "emborrachar la perdiz" [distraer] con tanta supuesta preocupación) dejan claro, que de adquirir un seguro particular para estos efectos, debe correr por cuenta del siervo especial, no reembolsable por la sucursal. ¿Dónde quedan toda la "preocupación", "interés sincero" y aprecio vociferados en esta carta? Son solo palabras. Si eres siervo especial, piensa: Se supone que te ayudarán en un desastre... pero ni siquiera se harán cargo de tus pérdidas de artículos personales y tampoco están dispuestos a costearte un seguro... Te arrojan como "carga" a los ancianos para que ellos se hagan cargo en la práctica de ti... ¿Crees de verdad que te ayudarán como corresponde? Es hora de ir procurándose mejores expectativas en vez de confiar en una entidad que no tiene siquiera esta moral básica (aunque sí mucha labia) :

Si un hermano o una hermana están en estado de desnudez y carecen del alimento suficiente para el día,  y sin embargo alguno de entre ustedes les dice: “Vayan en paz, manténganse calientes y bien alimentados”, pero ustedes no les dan las cosas necesarias para [su] cuerpo, ¿de qué provecho es? 

Sí. Sin acciones reales, el "amor e interés sincero" vociferado por el Cuerpo Gobernante, no sirven de nada...



sábado, 25 de mayo de 2013

Carta 16/5/2013 (3/11/2004; 15/5/2004; 1/04/1992) : Dedicaciones de Salones del Reino

El buen amigo Anonymous (a quién estamos muy agradecidos) nos ha entregado otra carta reciente, con la siguiente nota:

Gracias Hilde, 

Aquí trabajando decidí ver el sitio y vi otra carta. Te la doy en este medio, me mandas tu correo si puedes. Tus comentarios son buenos, estoy de viaje trabajando. Trabajo, no como muchos flojos ancianos.. Luego platicamos historias. Eres muy bueno para traducir. Los flojos de Bethel no han traducido la carta que tu tradujiste. ¿Cómo la ves? 


Te recomiendo para Bethel  ;) he, he.


A continuación la reproducimos... junto con todas sus cartas "predecesoras", que debieron destruirse...  Aquí el original en inglés, más abajo la traducción al español:

May 16, 2013 

TO ALL BODIES OF ELDERS AND TRAVELING OVERSEERS 


Re: Kingdom Hall dedications 

Dear Brothers: 

This letter replaces the letter dated November 3, 2004, regarding Kingdom Hall dedica- tions. That letter should be removed from the congregation permanent file of policy letters and be destroyed. As the life-saving message of the Bible reaches the far corners of the earth, an in- creasing number of lovers of truth rejoice at their prospect of ‘going to the house of Jehovah’ for weekly Christian gatherings. (Ps. 122:1; Heb. 10:24) Inasmuch as thousands more keep accept- ing God’s loving invitation, new Kingdom Halls are needed and older Kingdom Halls need to be renovated. Hence, we are pleased to provide updated direction that should be read carefully by all elders and followed when a Kingdom Hall dedication program is arranged. 


Dedication speaker: If the congregation(s) would like a Bethel brother to give the dedica- tion talk, a duly signed letter should be sent to the branch office. A specific speaker may be re- quested if desired. However, if the specified Bethel brother is not available, a different Bethel speaker will not be provided unless the elders indicate in their letter that they are willing to accept someone else assigned by the branch office. When writing, please use the official name and num- ber of the host congregation. 
Travel expenses for the speaker (and his wife, if he is married and she is invited) are to be cared for by the congregation(s) involved. Some congregations may choose to have the local cir- cuit overseer or district overseer give the dedication talk if one of those brothers is available on the date desired. If so, the dedication program would have to be scheduled at a time that does not conflict with the traveling overseer’s regular schedule for serving a congregation or a circuit. The traveling overseer’s schedule is not to be adjusted so as to care for this privilege. As another op- tion, a qualified local elder could be asked to serve as the dedication speaker. If the elders decide to invite a traveling brother or a local elder, they do not need to write the branch office to request approval. However, a brief note should be sent to the branch office to report the scheduled event. Additionally, when a Bethel speaker is invited there is no need to include a traveling overseer on the dedication program. Local elders should handle the other customary parts on the program. Only one dedication speaker is needed. 


There may be times when a Bethel brother assigned to serve as guest speaker at a special assembly day program would be able also to give the dedication talk if the new Kingdom Hall is located in close proximity to the assembly venue. In some cases, the special assembly day as- signment is for just one day, either Saturday or Sunday, and the Bethel speaker could be availa- ble on the alternate day. Even if the assignment includes a special assembly day program on each day, it may still be possible for the brother to give a Kingdom Hall dedication talk on one of the two evenings. The Kingdom Hall being dedicated would have to be close by, and the congrega- tion(s) would need to be in agreement with such a limited dedication program.Generally, once a speaker is confirmed—whether local or from Bethel—the coordinator of the body of elders, or another local elder of his choice, will communicate with the visiting brother about the details of his itinerary and lodging needs. 


Program format: Modesty should be reflected in the format of the dedication program. The following guidelines should prove to be helpful in this regard. 


(1) Generally, the dedication talk is presented only at the Kingdom Hall being dedicated. However, there may be times when circumstances would warrant an exception. For example, when several congregations are involved, it may not be possible to include all the publishers who worked on the building if only one auditorium is used. Or the dedication speaker may be a member of the Governing Body. In those instances, the original request letter should stipulate that the local elders feel it would be practical to tie in a neighboring Kingdom Hall so that most could benefit from the dedication program. The location of the additional Kingdom Hall should be specified. 


(2) Kingdom Hall dedication programs are usually held on a Saturday. However, if the dedication will be on Sunday in lieu of the Public Meeting and the regular congrega- tion Watchtower Study, the program should feature a 30-minute abbreviated Watch- tower Study similar to what is arranged during the visit of the circuit overseer. 


(3) Anyslideorvideopresentationshouldbelimitedtoaboutfifteenminutesinlength, including just a few of the main aspects of building the Kingdom Hall. This presen- tation should be dignified and its content in good taste, since the program is an occa- sion to praise Jehovah for his blessing on the project. 


(4) When a Kingdom Hall or Kingdom Hall complex accommodates more than one congregation, all the bodies of elders should be equally represented at the discus- sions of the dedication arrangements, including the request for a speaker, whether he is local or from Bethel. When congregations are not all of the same language, the bodies of elders must agree as to which language will be used for the dedication talk and prayer. In those instances, requesting a bilingual speaker, if available, would likely be the more practical option. A second program can be arranged later on Sat- urday, or on Sunday, for the benefit of the language group selected to attend at the later time. The main difference between the two programs would be that a prayer specifically dedicating the building to Jehovah’s worship will not be offered during the second program. The speaker would explain that the building was dedicated dur- ing the earlier program. 


(5) Whentwoprogramsarescheduledtobegivenintwodifferentlanguages,thespeak- er may present during the second program the same talk he gave earlier. If he is not bilingual, arrangements should be made for a qualified interpreter to assist. 


(6) Theprogramneednotbelongerthantwo—ortwoandahalf—hours.Generally,af- ter an opening song and prayer, the chairman will make a few brief introductory comments. This will be followed by a part including a brief history of the congrega- tion(s) involved, possibly featuring a couple of interviews of longtime Witnesses who have had a share in the growth of the Kingdom work in the area. Then, another part could include some local experiences related to how Jehovah’s blessing was ev-ident throughout the project. A slide or video presentation 15 minutes in length or less, showing only a few key elements of the construction project, would also be ap- propriate. (As outlined above, if the dedication is scheduled in place of the regular Public Meeting and Watchtower Study, an abbreviated 30-minute Watchtower Study should be slated at this point.) Lastly, after another song and a few brief announce- ments, the visiting speaker will be invited to present the dedication talk, which may last from 45 to 60 minutes. The entire program will conclude with song and prayer. Please bear in mind that any experiences or interviews during the program should be to the point. All participants should be reminded that emphasis is to be placed on Je- hovah and the effect that the project had on the community and the brothers, not on technical aspects of how the building was constructed.—Ps. 127:1. 


(7) When two or more Kingdom Halls in one building are being dedicated, only one dedication program is needed for the entire complex. 


(8) A tour of the new Kingdom Hall, or an open house as it is often called, may be ar- ranged, if practical, for a few hours before the dedication program. But if desired, or if more practical, this activity could be arranged prior to the date of the dedication. If felt appropriate, light snacks or refreshments may be served. However, no alcoholic beverages are permitted. Often this is a fine opportunity to invite businessmen and officials in the community who may have become familiar with the construction of the building. It is appropriate for an elder to be assigned to escort such ones and to make their tour and visit informative and pleasant. A similar provision may be made for other guests as needed. 


(9) Participants on the Kingdom Hall dedication program should be exemplary dedicat- ed active Jehovah’s Witnesses. Hence, there is no provision for government officials or others to address the audience from the platform on any occasion, just as is the case at all of our theocratic gatherings. If an official wishes to make a brief speech or offer expressions of appreciation at a dedication program, he may be received hospita- bly and given audience by a few responsible brothers in a separate room before or after the program. 


(10) Most Bethel speakers and traveling overseers will have a service talk prepared for this type of an occasion. In any event, a Kingdom Hall dedication talk should clearly explain how Kingdom Halls are used for Jehovah’s worship. Topics such as the fol- lowing could be developed: What it means to dedicate a Kingdom Hall, How King- dom Halls are used by Jehovah, or How we show appreciation for the Kingdom Hall. Many other appropriate topics may be found in the Watch Tower Publications Index or Watchtower Library under “Kingdom Halls.” 


Renovated Kingdom Halls: Questions have been raised as to whether renovated King- dom Halls should be dedicated. If only minor changes are involved, there is no need for a dedica- tion program. There is no such thing as a rededication or reaffirmation. However, at times the floor plan and general appearance of the Kingdom Hall are significantly changed. Considerable restructuring may have taken place. For example, restrooms, classrooms, the stage, and literatureand magazine counters were perhaps changed or relocated. Such major changes have, in effect, made for a new Kingdom Hall. In such cases a dedication program would be in order. 


Seating: Even when two programs are scheduled, it may be that some bodies of elders feel there is a need to limit the number invited to the dedication program because the number of publishers involved would fill the Kingdom Hall beyond its reasonable capacity. However, do not be so restrictive in this regard that the facility will end up not being filled to capacity for the dedication program. Inviting ten to fifteen percent more than the number of seats available often results in a full auditorium forasmuch as some of those invited will not be able to come. Some congregations also invite those who contributed much time, effort, or materials toward the con- struction work, but at times these individuals are unable to attend because of other theocratic commitments. Keep in mind that, occasionally, local city officials also permit the congrega- tion(s) to set up loudspeakers in the Kingdom Hall parking area so that overflow seating can be arranged. In addition, as pointed out earlier, depending on the number of congregations involved, there may be times when a telephone or video tie-in to a neighboring Kingdom Hall would be warranted, especially if the dedication speaker is a member of the Governing Body. As noted in point 1 above, tying in an additional Kingdom Hall would need to be requested as an exception. 


Undoubtedly, more Kingdom Halls will be needed as the harvest work goes on. (John 4:35) We trust this letter will be helpful to you when discussing future Kingdom Hall dedication arrangements so that “all things take place decently and by arrangement.”—1 Cor. 14:40. 

Please be assured of our warm Christian love and best wishes. 

Your brothers, 



PS to secretary: 

This letter should be retained in the congregation permanent file of policy letters. You may wish to update the congregation copy of Index to Letters for Bodies of Elders (S-22) at this time as well.



16 de Mayo de 2013 

A TODOS LOS CUERPOS DE ANCIANOS Y SUPERINTENDENTES VIAJANTES 

Re: Dedicaciones de Salones del Reino

Queridos Hermanos: 

Esta carta reemplaza la carta fechada 3 de Noviembre de 2004, respecto a la dedicación de Salones del Reino. Esa carta debe removerse del archivo permanente de cartas de procedimientos de la congregación y destruirse. Como el mensaje salvador de vida de la Biblia alcanza los lejanos extremos de la Tierra, un creciente número de amadores de la verdad se regocijan en su proyecto de 'ir a la casa de Jehová' para las reuniones semanales cristianas.  (Sal. 122:1; Heb. 10:24) A medida que más millares sigan aceptando la amorosa invitación de Dios, se necesitan nuevos Salones del Reino y los Salones del Reino antiguos necesitan renovación. Por lo tanto, nos complace proveerles dirección actualizada que debe leerse cuidadosamente por todos los ancianos y seguirse cuando se arregla un programa de dedicación de un  Salón del Reino. 


Discursante para la Dedicación: Si a una(s) congregación(es) les gustaría que un hermano de Betel les diera el discurso de dedicación, debe enviarse una carta firmada adecuadamente a la sucursal. Si lo desean, pueden requerir un orador especificado. Sin embargo, si el hermano especificado de Betel no está disponible, no se enviará otro discursante a menos que los ancianos indiquen en su carta que aceptarán voluntariamente a algún otro asignado por la sucursal. Cuando escriban, por favor usen el nombre oficial y número de la congregación anfitriona. 

Los gastos del viaje para el discursante (y su esposa, si es casado y ella está invitada) son sufragados por la congregación(es) envuelta(s). Algunas congregaciones pueden escoger al superintendente de circuito local, o al superintendente de distrito para que dé el discurso de dedicación si alguno de los hermanos está disponible en la fecha deseada.  Si es así, el programa de dedicación podría ser diseñado para una ocasión que no esté en conflicto con el programa regular del superintendente viajante  para servir a una congregación o a un circuito. El programa del superintendente viajante no debe ser ajustado para que cumpla este privilegio. Como otra opción, a un anciano local calificado podría pedírsele servir como discursante de la dedicación. Si los ancianos deciden invitar a un hermano viajante o a un anciano local, no es necesario que escriban a la sucursal para requerir aprobación. Sin embargo, deben enviar a la sucursal una breve nota informando el programa del evento. Además, cuando un anciano de Betel es invitado no hay necesidad de incluir al superintendente viajante en el programa de dedicación. A los ancianos locales se les asigna las otras partes de costumbre del programa. Solamente se necesita un orador de dedicación.  

En ocasiones, puede que un hermano asignado de Betel como orador invitado a un programa de día especial de asamblea dé también el discurso de dedicación si el nuevo Salón del Reino está localizado en las cercanías del lugar de la asamblea.  En algunos casos, la asignación para el día especial de asamblea es sólo por un día, ya sea sábado o domingo, y el orador de Betel pudiera estar disponible el otro día. Incluso si la asignación a un día especial de asamblea incluye ambos días, aún podría ser posible para el hermano dar el discurso de dedicación en el Salón del Reino en una de las dos tardes.    El Salón del Reino que está por ser dedicado tendría que estar cerca, y la(s) congregación(es) tendrían que acordar un programa de dedicación limitado. Generalmente, una vez que el orador es confirmado (ya sea local o de Betel) el coordinador del cuerpo de ancianos, u otro anciano local de su elección, se comunicará con el hermano visitante acerca de lo detalles de su itinerario y de sus necesidades de alojamiento.


Formato del Programa: La modestia debe reflejarse en el formato del programa de dedicación. La siguiente guía les será útil en este aspecto. 

(1) Generalmente, el discurso de dedicación se presenta solamente en el Salón del Reino que se está dedicando. Sin embargo, pueden haber ocasiones en que las circunstancias sugieran una excepción.     Por ejemplo, cuando muchas congregaciones están involucradas, puede que no sea posible incluir a todos los publicadores que trabajaron en la construcción si solo se usa un auditorio.  O el discursante de la dedicación es un miembro del Cuerpo Gobernante.  En estas ocasiones, la carta original requerida estipularía que los ancianos locales creen que sería práctico conectarse con un Salón del Reino cercano para que más pudieran beneficiarse del programa de dedicación. La ubicación del Salón del Reino adicional debe especificarse. 


(2) Los programas de dedicación de un Salón del Reino son llevados a cabo usualmente los sábados.  Sin embargo, si la dedicación es un domingo en lugar de la Reunión Pública y el regular Estudio de La Atalaya de congregación, se programará un Estudio de La Atalaya abreviado de 30 minutos similar al que se arregla durante la visita del superintendente de circuito. 


(3) Cualquier presentación de diapositivas o video debe limitarse a 15 minutos de duración, incluyendo sólo algunos de los principales aspectos de la construcción del Salón del Reino. Esta presentación debe ser digna y su contenido de buen gusto, dado que el programa es una ocasión para alabar a Jehová por bendecir el proyecto.  


(4) Cuando un Salón del Reino o un complejo de salones acomoda a más de una congregación, todos los cuerpos de ancianos deben ser igualmente representados en las discusiones de los arreglos de dedicación, incluyendo la solicitud del orador, ya sea local o de Betel. Cuando las congregaciones no son todas del mismo lenguaje, los cuerpos de ancianos deben estar de acuerdo respecto al lenguaje que será usado para el discurso y oración de dedicación. En estas ocasiones, requerir un orador bilingüe, si está disponible, podría ser la opción más práctica. Un segundo programa podría arreglarse para el sábado o domingo, para beneficio del grupo lingüístico asignado a asistir después. La principal diferencia entre los dos programas sería que una oración específicamente de dedicación del edificio para la adoración de Jehová no será ofrecida durante el segundo programa. El discursante podría explicar que el edificio fue dedicado durante el programa anterior. 


(5) Cuando dos programas se diseñan para darse en dos diferentes lenguajes, el discursante puede presentar durante el segundo programa el mismo discurso que dio primero. Si no es bilingüe, se harán arreglos para que un intérprete calificado asista.  


(6) No es necesario que el programa se extienda más de dos (o dos y media) horas. Generalmente, después del cántico de apertura y oración, el presidente hará unos breves comentarios de introducción. Luego seguirá una parte que incluya una breve historia de la(s) congregación(es) envuelta(s), posiblemente con un par de entrevistas a Testigos de largo tiempo que han participado en el crecimiento de la obra del Reino en el área. Entonces, otra parte podría incluir algunas experiencias locales en cuanto a cómo la bendición de Jehová fue evidente a través del proyecto. Una presentación de diapositivas o video de 15 minutos o menos, que muestre unos pocos elementos clave del proyecto de construcción, podría ser apropiado. (Como se delineó arriba, si la dedicación es programada en lugar de la regular Reunión Pública y Estudio de La Atalaya, un  Estudio de La Atalaya  abreviado de 30 minutos debe ser programado en este punto.) Posteriormente, después de otro cántico y unos breves anuncios, el orador visitante será invitado a presentar el discurso de dedicación, que puede durar de 45 a 60 minutos. Todo el programa concluirá con cántico y oración. Por favor, tengan en mente que todas las experiencias o entrevistas durante el programa deben ser al grano.  A todos los participantes se les debe recordar que el énfasis está puesto en Jehová y el efecto que el proyecto a tuvo en la comunidad y los hermanos, no en aspectos técnicos de cómo el edificio fue construido.—Sal. 127:1. 


(7) Cuando se dedican dos o más Salones del Reino en un edificio, solamente un programa de dedicación es necesario para todo el complejo.  


(8) Se puede arreglar un tour al nuevo Salón del Reino, o una "casa abierta" (como a menudo es llamado), si es práctico, por unas pocas horas antes del programa de dedicación. Pero si lo desean, o es más práctico, esta actividad puede arreglarse antes de la fecha de dedicación. Si lo consideran apropiado, aperitivos livianos o refrescos pueden servirse. A menudo, esta es una excelente oportunidad para invitar a hombres de negocios y funcionarios en la comunidad que han llegado a familiarizarse con la construcción del edificio. Sería apropiado que un anciano fuera asignado para acompañar a esos individuos y les hiciera un tour informativo y placentero. Un arreglo similar puede hacerse para otros huéspedes según se necesite.   


(9) Los participantes de un programa de dedicación de un Salón del Reino deben ser Testigos de Jehová activos ejemplarmente dedicados. Por lo tanto, no hay lugar para que oficiales del gobierno u otros dirijan un discurso a la audiencia desde la plataforma en cualquier ocasión, tal como es el caso en todas nuestras reuniones teocráticas. Si un funcionario desea hacer un breve discurso u ofrecer expresiones de aprecio en el programa de dedicación, puede recibirse hospitalariamente y entrevistarse con unos pocos hermanos responsables en una sala separada, antes o después del programa.  


(10) La mayoría de los oradores de Betel y los superintendentes viajantes harán un discurso de servicio preparado para este tipo de ocasión. En cualquier caso, un discurso de dedicación de un Salón del Reino debe explicar claramente cómo los Salones del Reino son usados para la adoración de Jehová. Temas como estos se pueden desarrollar: Qué significa dedicar un Salón del Reino, Cómo los Salones del Reino son usados por Jehová, Cómo mostramos aprecio por el Salón del Reino. Muchos otros temas apropiados pueden encontrarse en el Índice de Publicaciones Watch Tower o en el Watchtower Library bajo “Salones del Reino.” 


Renovación de Salones del Reino: Han surgido preguntas sobre si los Salones del Reino renovados debieran ser dedicados. Si solo se han hecho cambios menores, no hay necesidad de un programa de dedicación. No hay tal cosa como re-dedicación o confirmación. Sin embargo, a veces la planta y la apariencia general del Salón del Reino han cambiado significativamente. Ha tomado lugar considerable re-estructuración. Por ejemplo, baños, salas, la plataforma y los departamentos de revistas y literatura, quizás fueron cambiados o re-localizados. Estos mayores cambios, de hecho, han edificado un nuevo Salón del Reino. En tales casos, un programa de dedicación sería apropiado. 


Asientos: Aún habiendo diseñado dos programas, algunos cuerpos de ancianos puede que piensen  que es necesario limitar el número de invitados al programa de dedicación porque la cantidad de publicadores involucrados podría llenar el Salón del Reino más allá de su razonable capacidad. Sin embargo, no hay que ser tan restrictivos en este aspecto de manera que las instalaciones terminen sin completar su capacidad para el programa de dedicación. Invitar a un diez o quince por ciento más  que el número de asientos disponibles, a menudo resulta en un auditorio repleto, aunque algunos de los invitados no puedan venir. Algunas congregaciones también invitan a quienes han contribuido con mucho tiempo, esfuerzo o materiales para la obra de construcción, pero a veces estos individuos no pueden asistir por causa de otros cometidos teocráticos. Tengan en mente que, ocasionalmente, las autoridades municipales también permiten a la(s) congregación(es) poner alto parlantes en el área de estacionamientos del Salón del Reino para arreglar una buena cantidad de asientos. En resumen, como señalamos antes, dependiendo del número de congregaciones envuelto, puede haber ocasiones en que se pudiera hacer una conexión telefónica o de video a un Salón del Reino cercano, especialmente si el discursante de dedicación es un miembro del Cuerpo Gobernante.  Como se anotó en el punto 1 arriba,  conectar con un Salón del Reino adicional necesariamente se requeriría como una excepción. 


Indudablemente, más Salones del Reino se necesitarán a medida que la obra de la cosecha continúe.  (Juan 4:35) Confiamos en que esta carta será útil cuando discutan futuros arreglos de dedicación de Salones del Reino para que "todas las cosas se hagan decentemente y por arreglo".—1 Cor. 14:40. 

Por favor, reciban nuestro cariñoso amor cristiano y mejores deseos. 

Sus hermanos, 



PD al Secretario: 

Esta carta debe mantenerse en el archivo permanente de cartas de procedimientos de la congregación.  Quizá deseen actualizar la copia de la congregación del Índice de Cartas para los Cuerpos de Ancianos (S-22) en este momento también.


Esta es la carta predecesora, del 3/11/2004 (más abajo traducida) :




3 de noviembre de 2004 

A LOS CUERPOS DE ANCIANOS Y SUPERINTENDENTES VIAJANTES


Asunto: Dedicación de Salones del Reino 


Estimados hermanos: 


El enorme incremento de publicadores del Reino en todo el mundo ha supuesto un espectacular aumento en la obra de construcción de nuevos Salones del Reino y en la renovación de los antiguos. El propósito de esta carta es proporcionar pautas útiles para la organización de programas de dedicación de Salones del Reino. Todo el cuerpo de ancianos deberá examinar con detenimiento esta carta y guardarla junto con otras relativas a procedimientos de organización en el archivo permanente de la congregación. Destruyan la carta de similar contenido fechada el 15 de mayo de 2004.


Orador para la dedicación. Se puede solicitar a Betel un orador para la dedicación de un Salón del Reino enviando una solicitud por escrito al Comité de Enseñanza del Cuerpo Gobernante. Si la congregación desea invitar a un hermano en particular, puede indicarlo en la solicitud. Si dicho hermano es un orador de Betel aprobado para presentar discursos de dedicación de Salones del Reino, y si está de acuerdo en ir y disponible, se le asignará. De no ser así, se enviará a otro orador de Betel. Los gastos de viaje del orador (y de su esposa, si está casado y se la invita) serán cubiertos por las congregaciones implicadas. En algunos casos, quizás les resulte conveniente invitar al superintendente de circuito o al de distrito para que pronuncie el discurso de dedicación, si cualquiera de ellos está disponible para la fecha deseada. Por supuesto, se debe programar el discurso para una fecha que no interfiera con las visitas regulares de estos hermanos a las congregaciones o al circuito. El superintendente viajante no modificará su horario tan solo para tener tiempo de participar en la dedicación. Si se invita a un orador de Betel, no habrá necesidad de invitar a un superintendente viajante ni a nadie más para que participe en el programa de dedicación. Solo se necesita un hermano que pronuncie el discurso de dedicación. 


En ocasiones, el orador de Betel asignado a servir como orador visitante en un día especial de asamblea tal vez pudiera presentar el discurso de dedicación si el nuevo Salón del Reino está situado cerca del lugar de asamblea. En algunos casos se le asigna a un solo día especial de asamblea, ya sea en sábado o en domingo, por lo tanto podría estar disponible para un programa de dedicación que se celebre el otro día de ese fin de semana. Incluso aunque tenga participación en dos días especiales de asamblea del mismo fin de semana, quizás le sea posible presentar en una de las dos tardes un discurso de dedicación de un Salón del Reino. El salón debería estar cerca y la congregación tendría que estar de acuerdo con dicho procedimiento. 


Formato del programa. Una vez que los ancianos decidan los detalles, el superintendente presidente puede escribir directamente al orador asignado de Betel. El formato del programa de dedicación debería reflejar modestia. A este respecto resultarán útiles los siguientes comentarios: 


1) El discurso de dedicación debe pronunciarse en el Salón del Reino que se vaya a dedicar, y no en otro auditorio que pudiera alquilarse para dar cabida a una mayor concurrencia. 


2) El programa puede llevarse a cabo en sábado o en domingo. Si se lleva a cabo en domingo, se incluirá un estudio abreviado de La Atalaya, como se hace durante la visita del superintendente de circuito. Lo mismo podrá hacerse cuando el programa de dedicación tenga lugar en sábado y el Salón del Reino no pueda utilizarse el domingo para celebrar el Estudio de La Atalaya normal de la congregación. 


3) Si se incluye una presentación de video o diapositivas, se debe limitar su duración a unos quince minutos más o menos. Bastaría con destacar solo algunos de los principales procedimientos utilizados en la edificación del Salón del Reino. La presentación debería ser digna y el contenido de buen gusto, ya que el programa de dedicación es una ocasión para dar alabanza a Jehová por su guía y bendición sobre la construcción, que sirve para dar adelanto a Su adoración en la comunidad. 


4) Cuando un Salón del Reino o un complejo de Salones del Reino alberga las reuniones de dos o más congregaciones, todas ellas deberán cooperar con los preparativos del programa de dedicación. Si hay congregaciones de distintos idiomas, los cuerpos de ancianos deberán acordar en cuál de ellos se pronunciarán el discurso y la oración de dedicación. 


5) Los Salones del Reino, sean nuevos o renovados, se dedicarán una sola vez. Si el orador es bilingüe, puede pedírsele que pronuncie el discurso de dedicación a una hora temprana para luego, en un programa que se celebraría a una hora posterior o al día siguiente, pronunciar el mismo discurso (o un discurso de servicio apropiado) en el otro idioma. El orador explicará que el Salón del Reino se dedicó en el primer programa. 


6) No parece necesario que el programa de dedicación dure más de dos horas, u ocasionalmente dos horas y media. Por lo general, este tiempo es suficiente para relatar una breve historia de las congregaciones participantes e incluir quizás entrevistas con uno o dos hermanos que hayan participado en la expansión de la predicación en la zona. También podrían incluirse algunas experiencias locales relacionadas con la construcción o algún video de duración adecuada donde se muestren ciertos elementos clave de la construcción. Las experiencias, así como los comentarios de todos los participantes, deben ser relevantes. Todos los que intervengan en el programa deberían tener en cuenta que el énfasis debe ponerse en Jehová y en el efecto que la obra tuvo sobre la comunidad y los hermanos, no en cómo se construyó el edificio (Sal. 127:1). 


7) Cuando dos o más Salones del Reino se dedican en un solo edificio, solo se necesita un programa de dedicación para todos los que forman el complejo. 


8) Antes del programa de dedicación se puede organizar una visita guiada por el nuevo Salón del Reino o, como también se le llama, una jornada de puertas abiertas. Si se considera apropiado, pueden servirse refrigerios, pero no bebidas alcohólicas. Muchos hermanos han visto que puede ser una ocasión propicia para invitar a empresarios y funcionarios de la comunidad que se hayan familiarizado con el trabajo de construcción y hayan expresado su deseo de ver el edificio terminado. Sería conveniente asignar a un anciano para que acompañe a estos invitados y haga que la visita sea informativa y agradable. Si fuera necesario, pueden hacerse preparativos similares para que uno de los acomodadores haga con otros invitados un breve recorrido. Por lo general, estas visitas guiadas se realizarán por la mañana o a primera hora de la tarde, dependiendo de la hora de inicio del programa de dedicación.


9) Los participantes en el programa de dedicación del Salón del Reino deberían ser testigos de Jehová dedicados y activos. Por lo tanto, no se contempla la posibilidad de invitar o permitir a funcionarios gubernamentales que se dirijan al auditorio desde la plataforma en ningún momento, tal como sucede en el caso de las reuniones de congregación, asambleas de circuito, días especiales de asamblea, asambleas de distrito, funerales, etc. (om-S 71, 73; be-S 282; km-S 3/97 7; w84-S 15/4 pág. 14, párr. 14; pág. 15, párr. 18). Si algún funcionario deseara realizar una breve alocución o manifestar agradecimiento en un programa de dedicación, se le recibirá amablemente y podrá entrevistarse con algunos hermanos responsables en una habitación aparte antes o después del programa. 


10) El discurso de dedicación debería durar a lo sumo entre cuarenta y cinco minutos y una hora. La mayoría de los oradores de Betel y superintendentes viajantes tienen un discurso de servicio preparado para este tipo de ocasiones. No obstante, en caso de que el orador seleccionado no lo tenga, debería preparar uno que explique claramente el uso de los Salones del Reino para la adoración de Jehová. Se podrían comentar aspectos como los siguientes: qué significa dedicar un Salón del Reino, cómo utiliza Jehová los Salones del Reino o cómo podemos mostrar aprecio por nuestro lugar de reunión. Se pueden incluir otros muchos temas apropiados de los que se encuentran en el Índice de las publicaciones Watchtower o en Watchtower Library bajo la entrada “Salones del Reino”. 


Salones del Reino renovados. Han surgido preguntas respecto a si deberían dedicarse Salones del Reino renovados. Si los cambios o renovaciones son mínimos, no hay necesidad de efectuar un programa de dedicación. No hacemos re-dedicaciones o confirmaciones. No obstante, en ocasiones puede que se hayan llevado a cabo renovaciones sustanciales y la planta y la apariencia general del Salón del Reino hayan cambiado mucho. Puede que se haya producido una re-estructuración importante. Quizás se renovaron o cambiaron de sitio los baños, las salas de clase, la plataforma y los departamentos de publicaciones y revistas, y dichos cambios mayores han convertido el lugar en un salón casi nuevo. En esos casos sería apropiado celebrar un programa de dedicación. 


Asientos. Puede que las congregaciones tengan que limitar el número de invitados al programa de dedicación para que el Salón del Reino no se llene más allá de lo razonable. Sin embargo, no sean tan restrictivos a este respecto que las instalaciones no se utilicen por completo durante el programa de dedicación. Si hay más de una congregación, quizás sea necesario limitar la asistencia a los ancianos, siervos ministeriales, precursores regulares y sus familias, junto con aquellos que llevan bautizados cierto número de años, quizás diez, veinte o más. Algunas congregaciones invitan también a personas que contribuyeron mucho tiempo, esfuerzo o materiales para la obra. En ocasiones, las autoridades locales permiten que las congregaciones instalen altavoces en el estacionamiento del Salón del Reino a fin de colocar allí asientos para quienes no quepan en el salón. No obstante, no hay necesidad de que se instale una conexión telefónica o de video con otra localización simplemente para suministrar asientos a una audiencia mayor. 



No hay duda de que la organización de Jehová experimentará un crecimiento continuo y de que, como consecuencia, se necesitarán más Salones del Reino. Confiamos en que la información suministrada anteriormente les resulte útil para tomar decisiones en relación con los programas de dedicación de Salones del Reino. Deseamos que todas las cosas se hagan de manera decente y ordenada para que el nombre de Jehová siga siendo respetado y alabado en su territorio (1 Cor. 10:31; 14:40).


Ahora les suministramos las dos cartas anteriores (que debieron destruirse), sin traducir (pues las ideas son básicamente las mismas) para no alargar demasiado el post. (Abajo están mis comentarios finales, respecto a estas cartas) :









Básicamente la carta sigue siendo la misma: El fin no estaba tan cerca, ni en 1992, ni en 2004, ni ahora... "Millares" necesitan Salones a medida que aceptan "la invitación de Dios", según la nueva carta, lo que implica que en la práctica no ven cercano "el fin"...

Sin embargo, hay diferencias notables: Hasta la fecha en USA, era nada menos que el Comité de Enseñanza del Cuerpo Gobernante quien atendía las solicitudes de oradores de Betel para dedicar salones. Este sólo hecho demuestra cómo el no vivir en USA convierte al resto de los TJ en cristianos de segunda categoría. Hasta cierto grado remedian esto con su última carta: Ahora es sencillamente a la sucursal a la que tienen que solicitar oradores. Aunque ya desde 1992 se animaba a preferir al SC (sin que bajara su productividad) o al orador de Betel para las asambleas especiales (si estaba cerca del Salón a dedicar), ahora ponen una cláusula donde los ancianos al pedir a un anciano de Betel en específico se comprometan a que, de no estar disponible, acepten al que la sucursal elija... De no poner por escrito que aceptan esta condición la sucursal no les enviará oradores... Está claro que teniendo al CG en USA muchas congregaciones los solicitan, pero ellos no están dispuestos a aceptar todas las invitaciones (aunque sea con la esposa y todos los gastos pagados). ¡Y vaya qué gastos! Ya en 1992 se hablaba de las ventajas de ahorro al preferir discursantes alternativos "especialmente donde hay envueltos costos de viaje ida y regreso a Nueva York". Por eso, en forma inaudita, en la carta más reciente dan la oportunidad a "ancianos locales calificados", para dar el discurso de dedicación, sin previa autorización de la sucursal, solo informando a Betel de la decisión con una "breve nota". Eso sí, se establece una nueva obligación del coordinador del cuerpo de ancianos: ponerse en contacto con el orador visitante para tratar el itinerario y el alojamiento.

Sin embargo, las instrucciones anteriores no alejan a personeros del CG por completo de la dedicación de salones. De hecho, se establece en la carta de este año (contrario a toda la "tradición" anterior) que en caso de haber un orador del CG los ancianos podrían recomendar que hubiera otro Salón  cercano interconectado con el Salón a dedicar... No cabe duda que al CG 2.0 no le gusta la austeridad, ni un auditorio pequeño: Necesitan de grandes multitudes oyéndoles. En virtud de esto, la vieja restricción  (por las "leyes contra incendio" de acuerdo a la carta de 1992) de invitar sólo a "ancianos, siervos ministeriales, precursores regulares y sus familias, junto con aquellos que llevan bautizados cierto número de años, quizás diez, veinte o más", se ha derogado.

Llama la atención que en conexión con la jornada previa de "puertas abiertas", no se prohíba el uso de bebidas alcohólicas como en las otras cartas, pues esta actividad donde se reciben a "empresarios y funcionarios" de acuerdo a las últimas instrucciones puede hacerse "antes de la fecha  de la dedicación".

Estas son las pocas diferencias que he podido hallar: Casi generadas por el capricho de la nueva directiva. Si ustedes tienen más información, un enfoque distinto, o las instrucciones de dedicación de salones de su respectivos países, se les agradecería mucho que las dieran a conocer. Además, por más que busqué diferencias entre las dos cartas de 2004 (salvo que la de Mayo no contiene la referencia en el encabezado), aún no puedo ver por qué reemplazaron la primera carta de Mayo, si la de Noviembre es básicamente la misma. Quién pueda averiguarlo por favor coméntenlo. ¿Pasó lo mismo en otros países? Sabemos que la WT no da "puntada sin hilo". Siempre hay razones para su proceder... ¡Bienvenidas son sus apreciaciones!

domingo, 19 de mayo de 2013

Carta 1/5/2013: Subvención y asuntos financieros de los Superintendentes Viajantes

ACTUALIZACIÓN 29/5/2013:

Le agradecemos mucho a Jesús Berdonzes por suministrarnos la carta de la sucursal española. Al compararla con la carta de USA, llama la atención de que no se mencione en la misiva ibérica la Carta del 5 de Abril de 2000, predecesora en USA de esta carta. Ya con este solo hecho se demuestra que las mentadas "instrucciones iguales en todo el mundo" son un mito. 

Por otro lado, están los eufemismos: "ayuda económica" por allowance, "subvención". http://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=allowance ¿En España las cosas no se llaman por su nombre, "al pan, pan y al vino, vino"?

En el párrafo 3, la carta de España tiene una gran omisión:  "Si hay necesidad de arrendar una casa para la semana, por favor consulten con la sucursal". ¿O sea que en España ni si quiera se les da a los ancianos la posibilidad de arrendar una vivienda para el SC en caso de que lo consideren necesario? ¿Por qué los ancianos de USA cuentan con una herramienta extra de la que echar mano, en caso de necesidad?

En el párrafo 5, hay un error gramatical. "El coordinador del cuerpo de ancianos o el anciano a quien  él designe, deben inspeccionar"...  ¿Dónde consiguieron a este traductor chapucero? Es cierto que un error lo comete cualquiera... pero, ¿y el "espíritu de Jehová"? ¿Y eso de "trabajar de toda alma para Jehová"? Teniendo ya este "texto maestro"... ¿cometer un error así? ¿Qué dirían los masoretas? ¿O sea que nuestras traducciones apóstatas son mejores? 

En  el párrafo 15 se entiende la omisión de los remolques... que solo corresponde a la realidad de USA. Pero en este párrafo esta el más grosero cambio de sentido:

This would preclude his suggesting major renovations to an existing apartment or pressuring others to make changes to plans for a proposed apartment, se traduce:
"Tampoco debe recomendar que se hagan cambios grandes a un departamento ya existente".

El sentido de la carta de USA es que el SC no sugiera el arrendamiento (alquiler) de un departamento, para no impedir mayores renovaciones al que ya existe... No que se prohíba sugerir que se renueve... ¡Si la WT lo que quiere es que se invierta en sus propiedades, en vez que el dinero se desperdicie en alquileres!

Y lo de las cuentas telefónicas e Internet... ambas cartas se prestan para mañosas interpretaciones. 






El compañero Anonymous (a quién le estamos profundamente agradecidos porque ahora podremos adelantarnos al foro anglo con su colaboración) me adjuntó la presente carta (en inglés, la traducción está en azul más abajo) con esta breve nota:
"Hilde esta es de viajantes y como se les da el dinero. Salgo de viaje y estaré fuera de contacto por unas semanas. Te cuidas.. después las mando en pdf.
Anonymous"






May 1, 2013 

TO ALL BODIES OF ELDERS 

Re: Traveling overseer accommodations and financial matters 

Table of Contents 

Allowance ........................................................................................................ Par. 2 
Accommodations ...................................................................................... Pars. 3-10 
Circuit apartments ................................................................................... Pars. 11-15 
Expenses during the week of the visit...................................................... Pars. 16-18 
Health care and vehicles ................................................................................. Par. 19
Proper use of congregation funds and circuit funds................................. Pars. 20-21 

Dear Brothers: 

1. This letter replaces the April 5, 2000, letter to all bodies of elders in the United States. That letter should be removed from the congregation permanent file of policy letters and be de- stroyed. The visits of traveling overseers are of great benefit to the brothers worldwide. In this regard, we wish to provide the following information concerning accommodations and financial matters in- volving their service. These brothers and their wives deeply appreciate your hospitality. Such practi- cal assistance enables the traveling overseers to get the most accomplished and to cultivate a warm relationship with the brothers.—Rom. 12:13; 2 Cor. 8:1-4, 12-15. 

2. Allowance: Traveling overseers and their wives receive a small monthly allowance from the branch office for personal items. Unlike the allowance for special pioneers, the allowance for traveling overseers does not include a monthly housing allowance. The allowance is adjusted from time to time to reflect changes in living costs. In addition to the monthly allowance, each traveling overseer and his wife receive an annual amount based on the number of years each has been in full-time service. These modest funds, which are made available after January 1 each year, also serve to defray personal expenses they have, such as in connection with traveling back home to visit family members or to purchase necessary items, such as eyeglasses. 

3. Accommodations: It is the responsibility of the body of elders to ensure that clean and suitable accommodations are arranged for the traveling overseer and his wife, if married, dur- ing the week of his visit. Even if an apartment is provided by the circuit, the traveling overseer may need to stay locally instead of commuting to a distant apartment. If he stays in the home of a local brother, please make sure the home provides what is needed for the traveling overseer to have sufficient rest and to do his work. Some brothers have lovingly made their homes available for two or more weeks at a time when circumstances have made this practical. If there is a need to rent a place for the week, please check with the branch office. 

4. When you open up your hearts and your homes and provide suitable accommodations for your traveling overseer and his wife during their stay with you, it is deeply appreciated. Although they do not wish to be an expensive burden, traveling overseers do need and appreciate clean places 
stay. Some have allergies or other health problems, and it is the responsibility of the body of elders to inquire of the traveling overseer as to any needs in this regard. 

5. It is not easy to live in a different place each week, year after year. However, there are little things we can do that will make the traveling overseer’s stay pleasant. (3 John 5, 6) Ac- commodations in a private home should be selected carefully. The coordinator of the body of el- ders or another elder designated by him should look at the accommodations to be offered to the traveling overseer to make sure all is in good order and is in accord with what is described in this letter. Traveling overseers have a full week of theocratic activity in each congregation. Careful advance arrangements to provide appropriate accommodations will help them fulfill their respon- sibilities in a fine way. Homes where there are family problems should not be used. Furthermore, if the host has a serious illness or severe allergies that require special attention, it would be best to avoid using such accommodations. 

6. Though all of us enjoy the company of the traveling overseer and his wife and they enjoy ours, they need adequate time to themselves to study, to meditate, and to do necessary work. Sufficient rest is vital if they are to do their assigned work the next day. They follow a schedule that allows them to serve best the spiritual interests of the entire congregation. 

7. Arrangements should be made for the traveling overseer and his wife to have a place to hang up their clothes. Clean dresser drawers should be made available if at all possible. A chair, a writing table upon which a computer or typewriter may be placed, and good lighting are helpful. (2 Ki. 4:10) Traveling overseers very much appreciate this. 

8. Elaborate meals are not needed. Also, it is left up to the discretion of the traveling overseers whether to accept any invitations to eat breakfast, lunch, and dinner with the brothers. At times they may want to eat their meals alone with their wives, in harmony with the schedule of the visit. (w12 8/15 p. 31) Traveling overseers deeply appreciate your congregation’s hospitality and, barring health problems, will gladly eat what is provided. Wholesome, nourishing food enables them to feel well physically and to keep up with their schedule.—g95 3/8 pp. 5-7; g89 12/8 pp. 8-9. 

9. A number of thoughtful coordinators of the body of elders have made it a point at the end of the traveling overseer’s stay to ask him about the accommodation that had been arranged for him. This is a good practice, and we commend you brothers for showing this extra concern. It is not necessary to have the circuit overseer stay in a different home each time he visits the con- gregation. For example, if there is only one home that is truly suitable, then it may be best for him to stay there each visit, if the householder is willing and it is convenient, instead of rotating him to different homes where the facilities may be inadequate.—2 Ki. 4:8-11; 3 John 8. 

10. If a congregation is unable to provide a room and meals and cannot assist in caring for expenses of accommodations, food, and so forth, the traveling overseer may submit his ex- penses for these items to the branch office for reimbursement.—See Instructions for Congregation Accounting (S-27). 

11. Circuit apartments: In some metropolitan areas or where congregations are fairly close together, suitable and convenient accommodations may not be available in the homes of the brothers for the traveling overseer and his wife. In these areas the collective 
body of elders in circuit or district may decide that it would be more advantageous for the circuit or district to pro- vide a modest, reasonably-priced apartment for the use of the traveling overseer. 

12. It would not be appropriate for a traveling overseer to suggest that the brothers pro- vide an apartment or for him to encourage it. If after prayerfully considering the factors involved the collective body of elders in the circuit or district decides that a rental apartment for the travel- ing overseer is practical and cost effective, the branch office has no objection if the elders make such arrangements.—See Instructions for Circuit Accounting (S-331). 

13. A congregation or several congregations may have in mind building a new Kingdom Hall or renovating one, and they may wish to include an apartment that could be used by a travel- ing overseer. This is a matter for the collective body(ies) of elders using the Kingdom Hall to de- termine. However, the elders will want to communicate with the assembly overseer(s) as to the need and practicality of such an apartment before pursuing it. They will also need to contact the Regional Building Committee (RBC) regarding the possible construction of an apartment since the RBC has specific direction from the branch office on constructing Kingdom Hall apartments. If all agree that an apartment is practical and feasible, the RBC and body(ies) of elders should clearly outline the proposal in a joint letter to the branch office. This letter should include the purpose of the apartment, the approximate costs, and the estimated date construction would begin. Details should also be included regarding the desirability and safety of the neighborhood and accessibility of the apartment to the area served. The branch office must approve in writing all new Kingdom Hall apartments. While construction expenses would be the responsibility of the congregation(s) directly involved in the project, the circuit or other congregations may assist as outlined in Instruc- tions for Circuit Accounting. In any event, no solicitation should be made of other congregations, the circuit, or individuals to fund the construction. Before an apartment for a traveling overseer is included in a project, the congregation(s) using the hall would need to consider this matter by resolution. 

14. When a district apartment is being considered, the consensus of the circuit elders can be conveyed through the assembly overseers to the particular assembly overseer in the circuit where the apartment would be located. After the district apartment is in place, it would be the as- sembly overseer who would make the yearly visual walk-through inspection of the apartment with the traveling overseer to review its condition. This would be in the same manner that assembly overseers perform inspections on the circuit level each year with their circuit overseers. 

15. It would not be proper for a traveling overseer to suggest or request that the circuit rent an apartment and thus put an unnecessary financial burden on brothers. This would preclude his suggesting major renovations to an existing apartment or pressuring others to make changes to plans for a proposed apartment. Furthermore, we request that newly appointed traveling overseers not use trailers. However, some traveling overseers who have been in traveling work for a long time have personal trailers that they have obtained with their own funds, and they prefer to live in these. If a traveling overseer and his wife have been serving many years and, after carefully weighing their circumstances, they wish to begin using a trailer, they may write to the branch of- fice about this. If permission is granted, however, all expenses incurred in connection with the purchase of the trailer, insurance, maintenance, towing the trailer, and so forth must be cared for by the traveling overseer himself. It is likewise the responsibility of the traveling overseer to care for all expenses for any tow vehicle. It is not the responsibility of a congregation, circuit, or dis- 
trict to share in the burden of trailer expenses, and neither congregation funds nor circuit funds should be used for this purpose. If a brother who has been in the traveling work for many years has a trailer, the circuit may decide to pay for the expense of parking the trailer. This would be the only exception to what is outlined above. 

16. Expenses during the week of the visit: The coordinator of the body of elders may ask the traveling overseer to submit his expenses for the week. Such expenses may include some food expenses, routine office expenses, transportation expenses that are not covered by the branch office, and certain moderate personal expenses. If the expenses are higher than usual, the traveling overseer could divide them among the congregations or submit them at the circuit assembly or special assembly day rather than asking one congregation to cover them. (See Instructions for Cir- cuit Accounting (S-331).) If the congregation is not in a position to cover all or part of the travel- ing overseer’s expenses, he can submit these to the branch office for consideration along with re- ceipts. At no time should the traveling overseer and his wife be a financial burden to any congregation.—2 Cor. 11:9; 1 Thess. 2:9. 

17. The traveling overseer should be considerate and discerning in submitting his ex- penses. Some personal expenses could be covered by the monthly allowance from the branch of- fice or from personal contributions he may have received from individuals in the congregation. Other personal expenses, such as clothing, cosmetics, vitamins, over-the-counter drugs, insurance for personal property, or life insurance, would not be submitted to congregations or circuits for reimbursement. Rather, they should be covered with the traveling overseer’s personal funds. 

18. If Internet or mobile telephone service is used to communicate with congregations and with the branch office, the expense incurred may be covered by either dividing the cost among the congregations or submitting them at the circuit assembly or special assembly day. If the con- gregations or circuit are unable to cover the cost of Internet or mobile telephone service, it may be submitted to the branch office for reimbursement. However, any Internet or mobile telephone ser- vice beyond what is needed to communicate with congregations and the branch office would be a personal expense for the traveling overseer to shoulder. Additional expenses related to Internet or mobile telephone service for the wife of a traveling overseer would also be a personal expense not submitted to congregations or circuits. 

19. Health care and vehicles: In some lands, the branch office has made arrangements to provide health care and reliable transportation for traveling overseers. These costs are supported by donations made through the congregations. 

20. Proper use of congregation funds and circuit funds: Congregation and circuit do- nations are dedicated funds for defraying congregation and circuit expenses. If such funds were used to make money gifts to traveling overseers beyond their actual expenses, this would undoubt- edly disturb or stumble some of our brothers. We should rightly be concerned that this does not happen. Money gifts should not be made from congregation or circuit funds. Likewise, it is inap- propriate for individuals in a congregation or circuit to solicit money from brothers and sisters and then provide this as a gift to a traveling overseer.—2 Cor. 8:20. 

21. Is it in harmony with theocratic principles for individual publishers to give traveling overseers personal gifts? If one is moved by appreciation and has a heart desire to make such a contribution, that is for the individual to decide. Such genuine Christian generosity on the part of the giver and acceptance on the part of the traveling overseer are private matters that need not concern others. (Matt. 6:3, 4; w09 2/15 p. 14 par. 20) However, soliciting of funds from others, even on a personal basis, should not be done. 

22. It is realized that in many lands resources are limited and the economy may be unsta- ble. Nevertheless, we commend your willing spirit in caring for the needs of our traveling overse- ers. Please be assured of our warm Christian love and best wishes. 
cc: Assembly overseers Assistant assembly overseers 



A TODOS LOS CUERPOS DE ANCIANOS

Re: Subvención y asuntos financieros de los Superintendentes Viajantes

Tabla de Contenidos

Subvención....................................................................................................... Par. 2 
Alojamientos.............................................................................................. Pars. 3-10 
Departamentos de Circuito...................................................................... Pars. 11-15 
Gastos durante la semana de la visita...................................................... Pars. 16-18 
Cuidados de salud y automóviles....................................................................Par. 19 
Uso apropiado de los fondos de la congregación y del Circuito..............Pars. 20-21 

Queridos Hermanos: 

1. Esta carta reemplaza la del 5 de Abril del 2000, a todos los cuerpos de ancianos en los Estados Unidos. Aquella carta debe ser removida del archivo permanente de cartas de procedimientos de la congregación y ser destruida. Las visitas de los superintendentes de Circuito son de gran provecho para la hermandad mundial. En este aspecto, deseamos proveer la siguiente información concerniente a subvenciones y asuntos financieros involucrados en su servicio. Estos hermanos y sus esposas aprecian profundamente su hospitalidad. Tal ayuda práctica permite a los superintendentes viajantes alcanzar el mejor desempeño y cultivar una relación cariñosa con los hermanos—Rom. 12:13; 2 Cor. 8:1-4, 12-15. 

2. Subvención: Los superintendentes viajantes y sus esposas reciben una pequeña subvención  mensual de la sucursal para gastos personales. A diferencia de la subvención para los precursores especiales, la subvención para los superintendentes viajantes no incluye mensualidad para arrendar una casa.   La subvención se ajusta de vez en cuando para reflejar los cambios en el costo de la vida. Además de la subvención mensual, cada superintendente viajante y su esposa reciben anualmente un monto basado en el número de los años que han estado en el servicio de tiempo completo. Estos modestos fondos, que se hacen disponibles después del 1 de Enero de cada año, también sirven para sufragar sus gastos personales, por ejemplo para regresar a casa a visitar los miembros de su familia o comprar artículos necesarios, como lentes.

3. Alojamientos: Es responsabilidad del cuerpo de ancianos asegurar que se arreglen la limpieza y comodidad de los alojamientos para el superintendente de circuito y su esposa (si es casado) durante la semana de su visita. Incluso si un departamento es provisto por el circuito, el superintendente viajante quizá necesite alojar localmente en vez de desplazarse a un departamento distante.  Si aloja en el hogar de un hermano de la localidad, por favor asegúrense de que el hogar tenga lo que sea necesario  para que el superintendente viajante descanse lo suficiente y haga su trabajo. Algunos hermanos amorosamente han hecho disponibles sus hogares por dos o más semanas en ocasiones en que las circunstancias lo aconsejan. Si hay necesidad de arrendar una casa para la semana, por favor consulten con la sucursal.

4. Cuando abren sus corazones y sus casas y proveen alojamiento apropiado para su superintendente viajante y su esposa, lo apreciamos profundamente. Aunque no desean ser una "costosa carga", los superintendentes aprecian y necesitan lugares limpios donde alojar. Algunos tienen alergias y otros problemas de salud: es responsabilidad del cuerpo de ancianos preguntar al superintendente de circuito qué necesidades tiene en este aspecto.

5. No es fácil vivir en un lugar diferente cada semana, año tras año. Sin embargo, hay pequeñas cosas que podemos hacer para que la estadía del superintendente viajante sea placentera. (3 Juan 5, 6) Los alojamientos en hogares privados deben ser seleccionados cuidadosamente. El coordinador del cuerpo de ancianos u otro anciano designado por él, debe inspeccionar los alojamientos ofrecidos al superintendente viajante para asegurarse que todo esté bien ordenado y de acuerdo con lo que se ha descrito en esta carta. Los superintendentes viajantes tienen una semana repleta de actividad teocrática en cada congregación. Cuidadosos arreglos previos para proveer alojamiento apropiado les ayudarán a cumplir sus responsabilidades en excelente forma. Hogares donde hay problemas familiares no deben ser usados. Además, si el anfitrión tiene una seria enfermedad o alergias severas que requieren atención especial, sería mejor evitar usar tales alojamientos.
  
6. Aunque todos disfrutamos de la compañía del superintendente viajante y su esposa y ellos disfrutan de la nuestra, necesitan un tiempo adecuado para sí mismos al estudiar, meditar y hacer el trabajo requerido. El descanso suficiente es vital para que desempeñen su trabajo asignado al día siguiente. Siguen un programa que les permite servir mejor los intereses espirituales de la entera congregación.

7. Deben hacerse arreglos para que el superintendente viajante y su esposa tengan un armario donde colgar su ropa. Debe hacerse limpieza en los cajones del tocador, si es posible. Una silla, un escritorio sobre el que quepa un computador o una máquina de escribir y buena iluminación serán útiles. (2 Re. 4:10) Esto es muy apreciado por los superintendentes viajantes.

8. Alimentos muy elaborados no son necesarios. También, se deja a discreción del superintendente viajante aceptar invitaciones a tomar desayuno, almorzar y cenar con los hermanos. A veces quizá deseen tomar sus comidas solo con sus esposas, en armonía con el programa de la visita. (w12 8/15 p. 31) Los superintendentes viajantes aprecian profundamente la hospitalidad de la congregación, y  excepto por problemas de salud, alegremente comerán lo que se les provea.  El alimento nutritivo y saludable les permite sentirse bien físicamente y seguir con su programa.—g95 3/8 pp. 5-7; g89 12/8 pp. 8-9.

9. Al final de la estadía del superintendente viajante, coordinadores de cuerpos de ancianos considerados le preguntan acerca del alojamiento que ha sido arreglado para él. Esta es una buena práctica,  y encomiamos a los hermanos que muestran esta preocupación extra. No es necesario alojar al superintendente de circuito en un hogar diferente cada vez que visita la congregación. Por ejemplo, si hay un solo hogar que es realmente idóneo, entonces puede ser  mejor para él alojar allí cada visita, si el amo de casa está dispuesto y es conveniente, en vez de rotarlo en diferentes casas donde las instalaciones pueden ser inadecuadas.—2 Re. 4:8-11; 3 Juan 8.

10. Si una congregación no puede proveer habitación y comidas y no está en condiciones de sufragar gastos de alojamiento y alimentación, el superintendente viajante, por lo tanto, puede presentar sus gastos  por estos conceptos a la sucursal para reembolso.—Vean Instrucciones para la Contabilidad de la  Congregación http://hildeydesa.blogspot.com/2013/04/instrucciones-para-las-cuentas-de.html

11. Departamentos del Circuito: En algunas áreas metropolitanas o donde las congregaciones están cercanamente juntas, alojamientos apropiados y convenientes para los superintendentes viajantes y sus esposas puede que no estén disponibles en las casas de los hermanos. En estas áreas todos los cuerpos de ancianos en un circuito o un distrito pueden decidir que sería más ventajoso para el circuito o distrito proveer un departamento modesto y de precio razonable para uso del superintendente viajante.

12. No sería apropiado que un superintendente viajante sugiriera o animara a los hermanos para  que le provean un departamento. Si después de considerar con oración los factores envueltos todos los cuerpos de ancianos del circuito o distrito deciden que arrendar un departamento para el superintendente viajante es práctico y de buen costo, la sucursal no tiene objeción si los ancianos hacen tal arreglo. —Vean Instrucciones  para la Contabilidad del Circuito (S-331).

13. Una o varias congregaciones pueden tener pensado construir un nuevo Salón del Reino o renovarlo, y quizá deseen incluir un departamento que podría ser usado por un superintendente viajante. Este es un asunto para que todos los cuerpos de ancianos que usan el Salón del Reino lo determinen. Sin embargo, los ancianos han de comunicarse con el (los) superintendente(s) de asamblea respecto a lo necesario y práctico de un departamento antes de adquirirlo. También es necesario que se contacten con el Comité Regional de Construcción (CRC) respecto a la posible construcción de un departamento, dado que el CRC tiene instrucciones específicas de la sucursal sobre la construcción de departamentos en los Salones del Reino. Si todos están de acuerdo en que un departamento es práctico y factible, el CRC y el (los) cuerpo(s) de ancianos deben delinear claramente la propuesta adjuntando una carta a la  sucursal. Esta carta debe incluir la propuesta del departamento, los costos aproximados, y la fecha tentativa en que la construcción comenzaría. También se deben incluir los detalles respecto a lo atractivo y seguro del vecindario y la conectividad del departamento con el área de servicio. La sucursal debe aprobar por escrito todos los nuevos departamentos dentro de los Salones del Reino.         Aunque los gastos de construcción son responsabilidad de la(s) congregación(es) directamente envueltas en el proyecto, el circuito u otras congregaciones pueden ayudar como se delinea en las Instrucciones  para la Contabilidad del Circuito.   En cualquier caso, ninguna solicitud debe hacerse  a otras congregaciones, el circuito o a individuos para costear la construcción.  Antes de que se incluya en un proyecto un departamento para el superintendente viajante, la(s) congregación(es) que usan el Salón deben considerar este asunto con una resolución.

14. Cuando se considera un departamento de distrito, el consenso de los ancianos de circuito puede ser transmitido a través de los superintendentes de asamblea al superintendente de asamblea en específico en cuyo circuito el departamento se localizaría. Después que el departamento de distrito se construya,  el superintendente de asamblea sería quien haría el recorrido de inspección visual anual del departamento con el superintendente viajante para revisar su condición. Esto se haría de la misma manera como los superintendentes de asamblea realizan inspecciones a nivel de circuito cada año con sus superintendentes de circuito. 

15. No sería apropiado que un superintendente de circuito sugiriera o requiriera que el circuito arriende un departamento y así imponer una carga innecesaria a los hermanos. Esta sugerencia podría   excluir mayores renovaciones a un departamento existente o presionaría a otros a cambiar los planes de proponer un departamento. Además, requerimos que los superintendentes viajantes no usen remolques. Sin embargo, algunos superintendentes viajantes que han estado en la obra itinerante por largo tiempo tienen remolques personales que han obtenido con sus propios fondos, y prefieren vivir en estos. Si un superintendente viajante y su esposa han estado sirviendo muchos años y, después de cuidadosamente sopesar sus circunstancias, desean comenzar a usar un remolque, pueden escribir a la sucursal al respecto. Sin embargo, si se les otorga permiso, todos los gastos incurridos en conexión con la compra del remolque, seguros, mantención, funcionamiento, etc. deben ser cancelados por el superintendente de circuito mismo. Igualmente, es responsabilidad del superintendente viajante cancelar todos los gastos de cualquier vehículo de remolque. No es responsabilidad de una congregación, circuito o distrito compartir la carga de los gastos de un remolque, y ni los fondos de la congregación ni los fondos del circuito deben usarse para este propósito. Si un hermano quien ha estado en la obra viajante por muchos años tiene un remolque, el circuito puede decidir pagar los gastos de estacionamiento del remolque. Esta sería la única excepción de lo que se ha delineado arriba. 

16. Gastos durante la semana de la visita: El coordinador del cuerpo de ancianos puede solicitar que el superintendente viajante presente sus gastos para la semana. Tales gastos pueden incluir algunos gastos de alimentación, gastos rutinarios de oficina, gastos de transporte que no son cubiertos por la sucursal, y ciertos moderados gastos personales. Si los gastos son más elevados que lo usual, el superintendente viajante podría dividirlos entre las congregaciones o presentarlos en la asamblea de circuito o en el día especial de asamblea, más bien que pedir que una sola congregación los cubra. (Vean Instrucciones  para la Contabilidad del Circuito (S-331)). Si la congregación no está en posición  de cubrir total o parcialmente los gastos del superintendente de circuito, él puede presentarlos con los recibos para que los considere la sucursal. Nunca un  superintendente viajante y su esposa deben ser una carga financiera a ninguna congregación.  —2 Cor. 11:9; 1 Tes. 2:9. 

17. Los superintendentes viajantes deben ser considerados y discernidores al presentar sus gastos. Algunos gastos personales podrían cubrirse con la subvención mensual de la sucursal o con contribuciones personales que pudiera recibir de individuos de la congregación. Otros gastos personales, como vestimenta, cosméticos, vitaminas, medicamentos de venta libre, seguros de propiedades personales, o seguros de vida, no pueden ser presentados a las congregaciones o circuitos para reembolso. Más bien, deberán ser cubiertos con los fondos personales del superintendente viajante.  

18. Si Internet o un servicio de telefonía móvil se usa para comunicarse con las congregaciones y la sucursal, los gastos incurridos pueden cubrirse ya sea por dividir el costo entre las congregaciones o presentarlos en la asamblea de circuito o en el día especial de asamblea. Si las congregaciones o circuitos no pueden cubrir el costo de Internet o del servicio de telefonía móvil, puede ser presentado  a la sucursal para reembolso. Sin embargo, todo servicio de telefonía móvil o Internet independiente de lo  necesario que sea para comunicarse con las congregaciones y la sucursal, podría ser un gasto personal  en los hombros del superintendente de circuito. Gastos adicionales relativos a Internet o a un servicio de telefonía móvil para la esposa de un superintendente viajante podría ser también un gasto personal no imputable a las congregaciones o circuitos.      

19. Seguros de Salud y Vehículos: En algunos países, la sucursal ha hecho arreglos para proveer seguros de salud y transporte para superintendentes viajantes. Estos costos son sufragados por donaciones hechas por las congregaciones. 

20. Uso apropiado de los fondos de la congregación y del circuito: Las donaciones a la congregación  y al circuito son fondos dedicados para sufragar los gastos de la congregación y del circuito. Si tales fondos se usaran para hacer regalos de dinero a los superintendentes viajantes más allá de sus verdaderos gastos, esto sin duda podría perturbar o hacer tropezar a algunos de nuestros hermanos.    Debemos correctamente preocuparnos porque esto no suceda. Los regalos de dinero no deben hacerse con los fondos de la congregación o del circuito. Igualmente, es inapropiado que individuos en una congregación o circuito soliciten dinero de los hermanos y hermanas y luego se lo den como regalo a un superintendente viajante. —2 Cor. 8:20. 

21. ¿Está en armonía con los principios teocráticos que publicadores individuales den regalos personales a los superintendentes viajantes? Si alguien es motivado por aprecio y tiene en el corazón el deseo de hacer tal contribución, es decisión individual.  Esa genuina generosidad cristiana del dador y la aceptación por parte del superintendente de circuito son asuntos privados que no le conciernen a otros. (Mat. 6:3, 4; w09 2/15 p. 14 par. 20) Sin embargo, solicitar fondos de otros, incluso sobre una base personal, no debe hacerse. 

22. Esto se realiza en muchos países donde los recursos son limitados y la economía puede ser inestable. No obstante, encomiamos su espíritu dispuesto al cuidar de las necesidades de nuestros  superintendentes viajantes. Por favor, reciban nuestro cariñoso amor cristiano y mejores deseos. 

CC: Superintendentes de asamblea, Asistentes de superintendentes de asamblea. Superintendentes viajantes.







Mis apreciaciones sobre esta carta son bastante variadas:

Aunque no cuento con la carta en inglés del 5/4/2000, la comparación con cartas similares de otras sucursales es reveladora: Estas tratan de modo muy versátil la manutención para los SC. Por ejemplo, en España les pagan seguridad social, como también reconocen de manera general en esta carta a USA, aunque en Chile ese no es el procedimiento. Lo mismo puede decirse de las casas rodantes... Que los SC las tengan corresponde a una realidad muy norteamericana. Hay países donde lo que se le entrega al SC en las congregaciones debe ser declarado a las entidades fiscales, mientras en otros países esto no debe hacerse por ningún motivo... En fin, será muy interesante ver cómo esta carta se modifica en otros países, o si es una instrucción local para USA (cosa que no es probable)...

Sin embargo, hay varias cosas que podemos sacar en limpio:

Para comenzar, la destrucción de la carta anterior, como es costumbre en este tipo de "ajustes". ¿Previniendo futuras demandas de SC desencantados después de toda una vida de servicio? Ya veremos... Lo mejor es no destruirla... (Si alguien la puede hacer llegar gustosos la publicamos). Luego vienen las típicas palabras de buena crianza a modo de introducción, agradeciendo la labor de los SC y la hospitalidad de las congregaciones.

Al entrar en materia, cambian la tradicional palabra para "reembolso" al referirse al estipendio del SC por una palabra que no se usaba en las publicaciones desde la década del 60: "allowance", que hemos traducido "subvención" en vez de mesada, pues aquí incluye una especie de gratificación anual en proporción a los años de servicio del SC y su esposa. (Sería bueno que comentaran si en sus respectivos países hay arreglos similares). Pero desde este punto, ya dejan entrever que desean que con estos dineros los SC se costeen la mayor parte de los gastos personales...

Sobre los alojamientos, ya de plano el arrendamiento de departamentos para el SC debe consultarse con la sucursal, la que a las claras no desea que se gaste dinero en esto: mejor es construir un departamento o ampliar el que existe. Por otro lado, se instituye una inspección de los hogares de los hermanos que alojarán al SC para asegurarse del orden y limpieza, una medida que no se practica en Chile. Otra cambio que se sincera en esta carta es que el tradicional ideal de que el SC "comparta en el máximo de casas posible para beneficio espiritual de la mayoría de los hermanos", pues el SC debe "estar dispuesto a alojar con los hermanos más modestos", ya no rige. Lo importante es la productividad del SC, "que cumpla su programa", y para eso se requiere que esté lo más cómodo posible (ya que ahora no le permitirán el arriendo de departamentos... y para palear un poco los detrimentos de esta carta a sus bolsillos...) Por tanto, si se debe quedar en la misma casa cómoda todas las visitas, sin enfermos (ya sea físicos o espirituales), que se haga de esta manera. Lo de que los "alimentos no es necesario que sean elaborados" es disposición antigua, pero letra muerta: Los SC pretextando a veces razones de salud (como les da pie esta carta), u otras veces descaradamente, piden lo más costoso. Conocido es en Chile Rodolfo Tapia, por pedir caviar en algunas oportunidades (y poner cajitas de contribuciones para beneficio personal)... En Chile, producto de nuestra proverbial hospitalidad, los SC comen "a cuerpo de rey". "Lo mejor para Jehová"... en la persona de su representante putativo...

Curiosos son los procedimientos respecto a la construcción de departamentos para viajantes. Se dice que él no debe presionar para que se ejecuten estos proyectos... pero ¿cómo la sucursal hará efectiva esta directriz? El viajero tiene "la sartén por el mango" sobre todo si es SD. Se supone que la iniciativa de construir un departamento debería provenir de los "cuerpos de ancianos", pero todos sabemos que estos no tienen ninguna iniciativa. Todo lo consultan con el SC... Si él quiere que los ancianos echen a andar un proyecto de construcción sin duda lo harán. ¡Y qué parafernalia engorrosa proponen! Que los cuerpos de ancianos lo acuerden. Que contacten con los superintendentes de asamblea (paso inédito). Que luego consulten con el CRC. Que escriban una carta a la sucursal... y ella apruebe por escrito, ¡aunque todas las molestias y los costos se lo llevarán los antes mencionados! Llama la atención la prohibición de pedir fondos a "otras congregaciones o al circuito", aunque pueden apoyar voluntariamente. (Abajo adjunto las mencionadas Instrucciones para la Contabilidad del Circuito en las 2 versiones españolas que dispongo). Solo las congregaciones donde el departamento se emplace son responsables del costo. La verdad veo muy difícil que todo esto pueda funcionar sin la mediación de las decisiones del SC. Si él ve necesario que el circuito y sus congregaciones aporten, el lo arreglará...



Las instrucciones sobre los gastos de la visita durante la semana respaldan la idea de que la sucursal pretende recortar lo que las congregaciones proporcionan al SC para su propio beneficio. Acá en Chile, los SC  que presentaban sus gastos, lo hacían "por toda suerte de motivo". Pero ahora esta carta discrimina los gastos que puede pasar a la congregación y los que no... Ahora con las cuentas centralizadas en línea a través de jw.org, los SC ya no tienen como escapar a este control sobre los gastos que presentan ante las congregaciones: Sólo algunos gastos de alimentación y gastos moderados personales, además de gastos de oficina y transporte no solventados por la Sucursal. Será riesgoso en este ítem presentar por el mismo gasto boletas tanto a la Sucursal como a la congregación... Les dicen claramente que el resto de los gastos (como vestimenta, cosméticos, vitaminas, medicamentos de venta libre, seguros de propiedades personales, o seguros de vida), los financien con su subvención y "contribuciones personales", respecto a las cuales esta carta es ambivalente, como veremos después. Ya no habrá teléfono e internet subvencionado para las esposas de los SC, y aún a ellos se les dice que de excederse de lo que las congregaciones puedan costear, el resto correrá por su propia cuenta, sin importar que ocupen estos servicios en el trabajo como SC. En materia de previsión social dejan a los SC en ascuas... aunque se les prohíbe que las congregaciones les financien estos gastos, y se les dice que en otros países los sufraga la sucursal... no se les dice nada más.

Por otro lado. se prohíbe expresamente que las congregaciones les den mesadas a los SC. Acá en Chile es la práctica usual. Los SC presentan las boletas de gastos en forma simbólica, pues las congregaciones tienen resoluciones para dar una cuota fija al SC por visita, creándosele un estipendio paralelo. A veces las cantidades son muy elevadas, muy por encima de las boletas que pudiera presentar una persona que no tiene que pagar servicios básicos, ni arriendo, ni alimentación, ¡ni siquiera un corte de pelo, pues ellos siempre para un servicio recurren a un hermano del circuito que se los hará gratis! La WT aduce que ya no se harán estos tradicionales "regalos de dinero" con cargo a las cuentas de las congregaciones porque "son fondos dedicados" y hacerlo puede "hacer tropezar" a algún hermano... ¡Pero si esto siempre ha sido así! Antes nunca les importó que el "dinero sagrado" costeara viajes a Europa de placer, o que Fulanito se desanimara al ver que los SC poco tienen que ver con el apóstol Pablo en lo que se refiere a su frugalidad y su actitud para con el dinero y las prebendas... La WT no tenía escasez de liquidez. Podía dejar que estos beneficios marginales se los repartieran sus paniaguados. Pero ahora, en tiempos de crisis, ve como "desvío de fondos" el que los SC reciban dinero de las congregaciones sin contra-boleta.

Pero, ¿qué hay de las "contribuciones personales" a los SC? Si de verdad les preocuparan los tropiezos, aprovecharía ahora de prohibirlas como "simonía", que es lo que son en la práctica. Pocos se tragan que estos "regalos" se hagan sin interés. La época ingenua ya pasó. Aunque la WT sabe que echar mano de estos dineros prohibiendo esta costumbre (a la vez de dar una imagen de limpieza) podría serle rentable, no se atreve a llegar a tanto con esta clase privilegiada por el momento, pues sabe mucho y peligrosamente se podría ir en su contra... Además, estos regalos personales pueden seguirse usando como excusa para no tener que pagarles a los SC previsión social u otros gastos personales... No conviene agitar mucho las aguas, mientras tanto...

Sin embargo, el solicitar fondos se prohíbe. No sé cómo ahora sufragarán las cirugías los SC y sus esposas... En Chile es común organizarles una colecta entre las congregaciones cuando el sistema público de salud no les cubre como "indigentes" estos gastos... ¿Los financiará la Sucursal?

De todas formas, ahora entendemos mejor por qué se está dando de baja a los SC antiguos recambiándolos por precursores jóvenes y recién salidos de la Escuela de Matrimonios... Ellos no gozarán de los mismos beneficios económicos de los viejos SC. En unos cuantos años, habrán logrado purgar a toda la generación antigua con graduados de esta escuela, que estarán acostumbrados a vivir con menos, produciendo menos gastos y mayor recaudación.

Se les dice a los SC que este "ajuste de cinturón", estos recortes en sus ingresos en la práctica, se realizan ya en muchos países pobres e inestables... ¡Qué gran consuelo! SC que nos lees... ¡despierta! A medida que la WT decline, cada vez más les recortarán los beneficios que tienen... ¿qué vas a hacer? ¿Seguirás confiando en este tipo de excusas que presentan para justificar sus ajustes económicos? ¿O harás como hizo el "mayordomo injusto", en vista de que tu "amo" está a punto de despedirte?