"Dilexi iustitiam et odivi iniquitatem propterea morior in exilio"

sábado, 25 de mayo de 2013

Carta 16/5/2013 (3/11/2004; 15/5/2004; 1/04/1992) : Dedicaciones de Salones del Reino

El buen amigo Anonymous (a quién estamos muy agradecidos) nos ha entregado otra carta reciente, con la siguiente nota:

Gracias Hilde, 

Aquí trabajando decidí ver el sitio y vi otra carta. Te la doy en este medio, me mandas tu correo si puedes. Tus comentarios son buenos, estoy de viaje trabajando. Trabajo, no como muchos flojos ancianos.. Luego platicamos historias. Eres muy bueno para traducir. Los flojos de Bethel no han traducido la carta que tu tradujiste. ¿Cómo la ves? 

Te recomiendo para Bethel  ;) he, he.

A continuación la reproducimos... junto con todas sus cartas "predecesoras", que debieron destruirse...  Aquí el original en inglés, más abajo la traducción al español:

May 16, 2013 


Re: Kingdom Hall dedications 

Dear Brothers: 

This letter replaces the letter dated November 3, 2004, regarding Kingdom Hall dedica- tions. That letter should be removed from the congregation permanent file of policy letters and be destroyed. As the life-saving message of the Bible reaches the far corners of the earth, an in- creasing number of lovers of truth rejoice at their prospect of ‘going to the house of Jehovah’ for weekly Christian gatherings. (Ps. 122:1; Heb. 10:24) Inasmuch as thousands more keep accept- ing God’s loving invitation, new Kingdom Halls are needed and older Kingdom Halls need to be renovated. Hence, we are pleased to provide updated direction that should be read carefully by all elders and followed when a Kingdom Hall dedication program is arranged. 

Dedication speaker: If the congregation(s) would like a Bethel brother to give the dedica- tion talk, a duly signed letter should be sent to the branch office. A specific speaker may be re- quested if desired. However, if the specified Bethel brother is not available, a different Bethel speaker will not be provided unless the elders indicate in their letter that they are willing to accept someone else assigned by the branch office. When writing, please use the official name and num- ber of the host congregation. 
Travel expenses for the speaker (and his wife, if he is married and she is invited) are to be cared for by the congregation(s) involved. Some congregations may choose to have the local cir- cuit overseer or district overseer give the dedication talk if one of those brothers is available on the date desired. If so, the dedication program would have to be scheduled at a time that does not conflict with the traveling overseer’s regular schedule for serving a congregation or a circuit. The traveling overseer’s schedule is not to be adjusted so as to care for this privilege. As another op- tion, a qualified local elder could be asked to serve as the dedication speaker. If the elders decide to invite a traveling brother or a local elder, they do not need to write the branch office to request approval. However, a brief note should be sent to the branch office to report the scheduled event. Additionally, when a Bethel speaker is invited there is no need to include a traveling overseer on the dedication program. Local elders should handle the other customary parts on the program. Only one dedication speaker is needed. 

There may be times when a Bethel brother assigned to serve as guest speaker at a special assembly day program would be able also to give the dedication talk if the new Kingdom Hall is located in close proximity to the assembly venue. In some cases, the special assembly day as- signment is for just one day, either Saturday or Sunday, and the Bethel speaker could be availa- ble on the alternate day. Even if the assignment includes a special assembly day program on each day, it may still be possible for the brother to give a Kingdom Hall dedication talk on one of the two evenings. The Kingdom Hall being dedicated would have to be close by, and the congrega- tion(s) would need to be in agreement with such a limited dedication program.Generally, once a speaker is confirmed—whether local or from Bethel—the coordinator of the body of elders, or another local elder of his choice, will communicate with the visiting brother about the details of his itinerary and lodging needs. 

Program format: Modesty should be reflected in the format of the dedication program. The following guidelines should prove to be helpful in this regard. 

(1) Generally, the dedication talk is presented only at the Kingdom Hall being dedicated. However, there may be times when circumstances would warrant an exception. For example, when several congregations are involved, it may not be possible to include all the publishers who worked on the building if only one auditorium is used. Or the dedication speaker may be a member of the Governing Body. In those instances, the original request letter should stipulate that the local elders feel it would be practical to tie in a neighboring Kingdom Hall so that most could benefit from the dedication program. The location of the additional Kingdom Hall should be specified. 

(2) Kingdom Hall dedication programs are usually held on a Saturday. However, if the dedication will be on Sunday in lieu of the Public Meeting and the regular congrega- tion Watchtower Study, the program should feature a 30-minute abbreviated Watch- tower Study similar to what is arranged during the visit of the circuit overseer. 

(3) Anyslideorvideopresentationshouldbelimitedtoaboutfifteenminutesinlength, including just a few of the main aspects of building the Kingdom Hall. This presen- tation should be dignified and its content in good taste, since the program is an occa- sion to praise Jehovah for his blessing on the project. 

(4) When a Kingdom Hall or Kingdom Hall complex accommodates more than one congregation, all the bodies of elders should be equally represented at the discus- sions of the dedication arrangements, including the request for a speaker, whether he is local or from Bethel. When congregations are not all of the same language, the bodies of elders must agree as to which language will be used for the dedication talk and prayer. In those instances, requesting a bilingual speaker, if available, would likely be the more practical option. A second program can be arranged later on Sat- urday, or on Sunday, for the benefit of the language group selected to attend at the later time. The main difference between the two programs would be that a prayer specifically dedicating the building to Jehovah’s worship will not be offered during the second program. The speaker would explain that the building was dedicated dur- ing the earlier program. 

(5) Whentwoprogramsarescheduledtobegivenintwodifferentlanguages,thespeak- er may present during the second program the same talk he gave earlier. If he is not bilingual, arrangements should be made for a qualified interpreter to assist. 

(6) Theprogramneednotbelongerthantwo—ortwoandahalf—hours.Generally,af- ter an opening song and prayer, the chairman will make a few brief introductory comments. This will be followed by a part including a brief history of the congrega- tion(s) involved, possibly featuring a couple of interviews of longtime Witnesses who have had a share in the growth of the Kingdom work in the area. Then, another part could include some local experiences related to how Jehovah’s blessing was ev-ident throughout the project. A slide or video presentation 15 minutes in length or less, showing only a few key elements of the construction project, would also be ap- propriate. (As outlined above, if the dedication is scheduled in place of the regular Public Meeting and Watchtower Study, an abbreviated 30-minute Watchtower Study should be slated at this point.) Lastly, after another song and a few brief announce- ments, the visiting speaker will be invited to present the dedication talk, which may last from 45 to 60 minutes. The entire program will conclude with song and prayer. Please bear in mind that any experiences or interviews during the program should be to the point. All participants should be reminded that emphasis is to be placed on Je- hovah and the effect that the project had on the community and the brothers, not on technical aspects of how the building was constructed.—Ps. 127:1. 

(7) When two or more Kingdom Halls in one building are being dedicated, only one dedication program is needed for the entire complex. 

(8) A tour of the new Kingdom Hall, or an open house as it is often called, may be ar- ranged, if practical, for a few hours before the dedication program. But if desired, or if more practical, this activity could be arranged prior to the date of the dedication. If felt appropriate, light snacks or refreshments may be served. However, no alcoholic beverages are permitted. Often this is a fine opportunity to invite businessmen and officials in the community who may have become familiar with the construction of the building. It is appropriate for an elder to be assigned to escort such ones and to make their tour and visit informative and pleasant. A similar provision may be made for other guests as needed. 

(9) Participants on the Kingdom Hall dedication program should be exemplary dedicat- ed active Jehovah’s Witnesses. Hence, there is no provision for government officials or others to address the audience from the platform on any occasion, just as is the case at all of our theocratic gatherings. If an official wishes to make a brief speech or offer expressions of appreciation at a dedication program, he may be received hospita- bly and given audience by a few responsible brothers in a separate room before or after the program. 

(10) Most Bethel speakers and traveling overseers will have a service talk prepared for this type of an occasion. In any event, a Kingdom Hall dedication talk should clearly explain how Kingdom Halls are used for Jehovah’s worship. Topics such as the fol- lowing could be developed: What it means to dedicate a Kingdom Hall, How King- dom Halls are used by Jehovah, or How we show appreciation for the Kingdom Hall. Many other appropriate topics may be found in the Watch Tower Publications Index or Watchtower Library under “Kingdom Halls.” 

Renovated Kingdom Halls: Questions have been raised as to whether renovated King- dom Halls should be dedicated. If only minor changes are involved, there is no need for a dedica- tion program. There is no such thing as a rededication or reaffirmation. However, at times the floor plan and general appearance of the Kingdom Hall are significantly changed. Considerable restructuring may have taken place. For example, restrooms, classrooms, the stage, and literatureand magazine counters were perhaps changed or relocated. Such major changes have, in effect, made for a new Kingdom Hall. In such cases a dedication program would be in order. 

Seating: Even when two programs are scheduled, it may be that some bodies of elders feel there is a need to limit the number invited to the dedication program because the number of publishers involved would fill the Kingdom Hall beyond its reasonable capacity. However, do not be so restrictive in this regard that the facility will end up not being filled to capacity for the dedication program. Inviting ten to fifteen percent more than the number of seats available often results in a full auditorium forasmuch as some of those invited will not be able to come. Some congregations also invite those who contributed much time, effort, or materials toward the con- struction work, but at times these individuals are unable to attend because of other theocratic commitments. Keep in mind that, occasionally, local city officials also permit the congrega- tion(s) to set up loudspeakers in the Kingdom Hall parking area so that overflow seating can be arranged. In addition, as pointed out earlier, depending on the number of congregations involved, there may be times when a telephone or video tie-in to a neighboring Kingdom Hall would be warranted, especially if the dedication speaker is a member of the Governing Body. As noted in point 1 above, tying in an additional Kingdom Hall would need to be requested as an exception. 

Undoubtedly, more Kingdom Halls will be needed as the harvest work goes on. (John 4:35) We trust this letter will be helpful to you when discussing future Kingdom Hall dedication arrangements so that “all things take place decently and by arrangement.”—1 Cor. 14:40. 

Please be assured of our warm Christian love and best wishes. 

Your brothers, 

PS to secretary: 

This letter should be retained in the congregation permanent file of policy letters. You may wish to update the congregation copy of Index to Letters for Bodies of Elders (S-22) at this time as well.

16 de Mayo de 2013 


Re: Dedicaciones de Salones del Reino

Queridos Hermanos: 

Esta carta reemplaza la carta fechada 3 de Noviembre de 2004, respecto a la dedicación de Salones del Reino. Esa carta debe removerse del archivo permanente de cartas de procedimientos de la congregación y destruirse. Como el mensaje salvador de vida de la Biblia alcanza los lejanos extremos de la Tierra, un creciente número de amadores de la verdad se regocijan en su proyecto de 'ir a la casa de Jehová' para las reuniones semanales cristianas.  (Sal. 122:1; Heb. 10:24) A medida que más millares sigan aceptando la amorosa invitación de Dios, se necesitan nuevos Salones del Reino y los Salones del Reino antiguos necesitan renovación. Por lo tanto, nos complace proveerles dirección actualizada que debe leerse cuidadosamente por todos los ancianos y seguirse cuando se arregla un programa de dedicación de un  Salón del Reino. 

Discursante para la Dedicación: Si a una(s) congregación(es) les gustaría que un hermano de Betel les diera el discurso de dedicación, debe enviarse una carta firmada adecuadamente a la sucursal. Si lo desean, pueden requerir un orador especificado. Sin embargo, si el hermano especificado de Betel no está disponible, no se enviará otro discursante a menos que los ancianos indiquen en su carta que aceptarán voluntariamente a algún otro asignado por la sucursal. Cuando escriban, por favor usen el nombre oficial y número de la congregación anfitriona. 

Los gastos del viaje para el discursante (y su esposa, si es casado y ella está invitada) son sufragados por la congregación(es) envuelta(s). Algunas congregaciones pueden escoger al superintendente de circuito local, o al superintendente de distrito para que dé el discurso de dedicación si alguno de los hermanos está disponible en la fecha deseada.  Si es así, el programa de dedicación podría ser diseñado para una ocasión que no esté en conflicto con el programa regular del superintendente viajante  para servir a una congregación o a un circuito. El programa del superintendente viajante no debe ser ajustado para que cumpla este privilegio. Como otra opción, a un anciano local calificado podría pedírsele servir como discursante de la dedicación. Si los ancianos deciden invitar a un hermano viajante o a un anciano local, no es necesario que escriban a la sucursal para requerir aprobación. Sin embargo, deben enviar a la sucursal una breve nota informando el programa del evento. Además, cuando un anciano de Betel es invitado no hay necesidad de incluir al superintendente viajante en el programa de dedicación. A los ancianos locales se les asigna las otras partes de costumbre del programa. Solamente se necesita un orador de dedicación.  

En ocasiones, puede que un hermano asignado de Betel como orador invitado a un programa de día especial de asamblea dé también el discurso de dedicación si el nuevo Salón del Reino está localizado en las cercanías del lugar de la asamblea.  En algunos casos, la asignación para el día especial de asamblea es sólo por un día, ya sea sábado o domingo, y el orador de Betel pudiera estar disponible el otro día. Incluso si la asignación a un día especial de asamblea incluye ambos días, aún podría ser posible para el hermano dar el discurso de dedicación en el Salón del Reino en una de las dos tardes.    El Salón del Reino que está por ser dedicado tendría que estar cerca, y la(s) congregación(es) tendrían que acordar un programa de dedicación limitado. Generalmente, una vez que el orador es confirmado (ya sea local o de Betel) el coordinador del cuerpo de ancianos, u otro anciano local de su elección, se comunicará con el hermano visitante acerca de lo detalles de su itinerario y de sus necesidades de alojamiento.

Formato del Programa: La modestia debe reflejarse en el formato del programa de dedicación. La siguiente guía les será útil en este aspecto. 

(1) Generalmente, el discurso de dedicación se presenta solamente en el Salón del Reino que se está dedicando. Sin embargo, pueden haber ocasiones en que las circunstancias sugieran una excepción.     Por ejemplo, cuando muchas congregaciones están involucradas, puede que no sea posible incluir a todos los publicadores que trabajaron en la construcción si solo se usa un auditorio.  O el discursante de la dedicación es un miembro del Cuerpo Gobernante.  En estas ocasiones, la carta original requerida estipularía que los ancianos locales creen que sería práctico conectarse con un Salón del Reino cercano para que más pudieran beneficiarse del programa de dedicación. La ubicación del Salón del Reino adicional debe especificarse. 

(2) Los programas de dedicación de un Salón del Reino son llevados a cabo usualmente los sábados.  Sin embargo, si la dedicación es un domingo en lugar de la Reunión Pública y el regular Estudio de La Atalaya de congregación, se programará un Estudio de La Atalaya abreviado de 30 minutos similar al que se arregla durante la visita del superintendente de circuito. 

(3) Cualquier presentación de diapositivas o video debe limitarse a 15 minutos de duración, incluyendo sólo algunos de los principales aspectos de la construcción del Salón del Reino. Esta presentación debe ser digna y su contenido de buen gusto, dado que el programa es una ocasión para alabar a Jehová por bendecir el proyecto.  

(4) Cuando un Salón del Reino o un complejo de salones acomoda a más de una congregación, todos los cuerpos de ancianos deben ser igualmente representados en las discusiones de los arreglos de dedicación, incluyendo la solicitud del orador, ya sea local o de Betel. Cuando las congregaciones no son todas del mismo lenguaje, los cuerpos de ancianos deben estar de acuerdo respecto al lenguaje que será usado para el discurso y oración de dedicación. En estas ocasiones, requerir un orador bilingüe, si está disponible, podría ser la opción más práctica. Un segundo programa podría arreglarse para el sábado o domingo, para beneficio del grupo lingüístico asignado a asistir después. La principal diferencia entre los dos programas sería que una oración específicamente de dedicación del edificio para la adoración de Jehová no será ofrecida durante el segundo programa. El discursante podría explicar que el edificio fue dedicado durante el programa anterior. 

(5) Cuando dos programas se diseñan para darse en dos diferentes lenguajes, el discursante puede presentar durante el segundo programa el mismo discurso que dio primero. Si no es bilingüe, se harán arreglos para que un intérprete calificado asista.  

(6) No es necesario que el programa se extienda más de dos (o dos y media) horas. Generalmente, después del cántico de apertura y oración, el presidente hará unos breves comentarios de introducción. Luego seguirá una parte que incluya una breve historia de la(s) congregación(es) envuelta(s), posiblemente con un par de entrevistas a Testigos de largo tiempo que han participado en el crecimiento de la obra del Reino en el área. Entonces, otra parte podría incluir algunas experiencias locales en cuanto a cómo la bendición de Jehová fue evidente a través del proyecto. Una presentación de diapositivas o video de 15 minutos o menos, que muestre unos pocos elementos clave del proyecto de construcción, podría ser apropiado. (Como se delineó arriba, si la dedicación es programada en lugar de la regular Reunión Pública y Estudio de La Atalaya, un  Estudio de La Atalaya  abreviado de 30 minutos debe ser programado en este punto.) Posteriormente, después de otro cántico y unos breves anuncios, el orador visitante será invitado a presentar el discurso de dedicación, que puede durar de 45 a 60 minutos. Todo el programa concluirá con cántico y oración. Por favor, tengan en mente que todas las experiencias o entrevistas durante el programa deben ser al grano.  A todos los participantes se les debe recordar que el énfasis está puesto en Jehová y el efecto que el proyecto a tuvo en la comunidad y los hermanos, no en aspectos técnicos de cómo el edificio fue construido.—Sal. 127:1. 

(7) Cuando se dedican dos o más Salones del Reino en un edificio, solamente un programa de dedicación es necesario para todo el complejo.  

(8) Se puede arreglar un tour al nuevo Salón del Reino, o una "casa abierta" (como a menudo es llamado), si es práctico, por unas pocas horas antes del programa de dedicación. Pero si lo desean, o es más práctico, esta actividad puede arreglarse antes de la fecha de dedicación. Si lo consideran apropiado, aperitivos livianos o refrescos pueden servirse. A menudo, esta es una excelente oportunidad para invitar a hombres de negocios y funcionarios en la comunidad que han llegado a familiarizarse con la construcción del edificio. Sería apropiado que un anciano fuera asignado para acompañar a esos individuos y les hiciera un tour informativo y placentero. Un arreglo similar puede hacerse para otros huéspedes según se necesite.   

(9) Los participantes de un programa de dedicación de un Salón del Reino deben ser Testigos de Jehová activos ejemplarmente dedicados. Por lo tanto, no hay lugar para que oficiales del gobierno u otros dirijan un discurso a la audiencia desde la plataforma en cualquier ocasión, tal como es el caso en todas nuestras reuniones teocráticas. Si un funcionario desea hacer un breve discurso u ofrecer expresiones de aprecio en el programa de dedicación, puede recibirse hospitalariamente y entrevistarse con unos pocos hermanos responsables en una sala separada, antes o después del programa.  

(10) La mayoría de los oradores de Betel y los superintendentes viajantes harán un discurso de servicio preparado para este tipo de ocasión. En cualquier caso, un discurso de dedicación de un Salón del Reino debe explicar claramente cómo los Salones del Reino son usados para la adoración de Jehová. Temas como estos se pueden desarrollar: Qué significa dedicar un Salón del Reino, Cómo los Salones del Reino son usados por Jehová, Cómo mostramos aprecio por el Salón del Reino. Muchos otros temas apropiados pueden encontrarse en el Índice de Publicaciones Watch Tower o en el Watchtower Library bajo “Salones del Reino.” 

Renovación de Salones del Reino: Han surgido preguntas sobre si los Salones del Reino renovados debieran ser dedicados. Si solo se han hecho cambios menores, no hay necesidad de un programa de dedicación. No hay tal cosa como re-dedicación o confirmación. Sin embargo, a veces la planta y la apariencia general del Salón del Reino han cambiado significativamente. Ha tomado lugar considerable re-estructuración. Por ejemplo, baños, salas, la plataforma y los departamentos de revistas y literatura, quizás fueron cambiados o re-localizados. Estos mayores cambios, de hecho, han edificado un nuevo Salón del Reino. En tales casos, un programa de dedicación sería apropiado. 

Asientos: Aún habiendo diseñado dos programas, algunos cuerpos de ancianos puede que piensen  que es necesario limitar el número de invitados al programa de dedicación porque la cantidad de publicadores involucrados podría llenar el Salón del Reino más allá de su razonable capacidad. Sin embargo, no hay que ser tan restrictivos en este aspecto de manera que las instalaciones terminen sin completar su capacidad para el programa de dedicación. Invitar a un diez o quince por ciento más  que el número de asientos disponibles, a menudo resulta en un auditorio repleto, aunque algunos de los invitados no puedan venir. Algunas congregaciones también invitan a quienes han contribuido con mucho tiempo, esfuerzo o materiales para la obra de construcción, pero a veces estos individuos no pueden asistir por causa de otros cometidos teocráticos. Tengan en mente que, ocasionalmente, las autoridades municipales también permiten a la(s) congregación(es) poner alto parlantes en el área de estacionamientos del Salón del Reino para arreglar una buena cantidad de asientos. En resumen, como señalamos antes, dependiendo del número de congregaciones envuelto, puede haber ocasiones en que se pudiera hacer una conexión telefónica o de video a un Salón del Reino cercano, especialmente si el discursante de dedicación es un miembro del Cuerpo Gobernante.  Como se anotó en el punto 1 arriba,  conectar con un Salón del Reino adicional necesariamente se requeriría como una excepción. 

Indudablemente, más Salones del Reino se necesitarán a medida que la obra de la cosecha continúe.  (Juan 4:35) Confiamos en que esta carta será útil cuando discutan futuros arreglos de dedicación de Salones del Reino para que "todas las cosas se hagan decentemente y por arreglo".—1 Cor. 14:40. 

Por favor, reciban nuestro cariñoso amor cristiano y mejores deseos. 

Sus hermanos, 

PD al Secretario: 

Esta carta debe mantenerse en el archivo permanente de cartas de procedimientos de la congregación.  Quizá deseen actualizar la copia de la congregación del Índice de Cartas para los Cuerpos de Ancianos (S-22) en este momento también.

Esta es la carta predecesora, del 3/11/2004 (más abajo traducida) :

3 de noviembre de 2004 


Asunto: Dedicación de Salones del Reino 

Estimados hermanos: 

El enorme incremento de publicadores del Reino en todo el mundo ha supuesto un espectacular aumento en la obra de construcción de nuevos Salones del Reino y en la renovación de los antiguos. El propósito de esta carta es proporcionar pautas útiles para la organización de programas de dedicación de Salones del Reino. Todo el cuerpo de ancianos deberá examinar con detenimiento esta carta y guardarla junto con otras relativas a procedimientos de organización en el archivo permanente de la congregación. Destruyan la carta de similar contenido fechada el 15 de mayo de 2004.

Orador para la dedicación. Se puede solicitar a Betel un orador para la dedicación de un Salón del Reino enviando una solicitud por escrito al Comité de Enseñanza del Cuerpo Gobernante. Si la congregación desea invitar a un hermano en particular, puede indicarlo en la solicitud. Si dicho hermano es un orador de Betel aprobado para presentar discursos de dedicación de Salones del Reino, y si está de acuerdo en ir y disponible, se le asignará. De no ser así, se enviará a otro orador de Betel. Los gastos de viaje del orador (y de su esposa, si está casado y se la invita) serán cubiertos por las congregaciones implicadas. En algunos casos, quizás les resulte conveniente invitar al superintendente de circuito o al de distrito para que pronuncie el discurso de dedicación, si cualquiera de ellos está disponible para la fecha deseada. Por supuesto, se debe programar el discurso para una fecha que no interfiera con las visitas regulares de estos hermanos a las congregaciones o al circuito. El superintendente viajante no modificará su horario tan solo para tener tiempo de participar en la dedicación. Si se invita a un orador de Betel, no habrá necesidad de invitar a un superintendente viajante ni a nadie más para que participe en el programa de dedicación. Solo se necesita un hermano que pronuncie el discurso de dedicación. 

En ocasiones, el orador de Betel asignado a servir como orador visitante en un día especial de asamblea tal vez pudiera presentar el discurso de dedicación si el nuevo Salón del Reino está situado cerca del lugar de asamblea. En algunos casos se le asigna a un solo día especial de asamblea, ya sea en sábado o en domingo, por lo tanto podría estar disponible para un programa de dedicación que se celebre el otro día de ese fin de semana. Incluso aunque tenga participación en dos días especiales de asamblea del mismo fin de semana, quizás le sea posible presentar en una de las dos tardes un discurso de dedicación de un Salón del Reino. El salón debería estar cerca y la congregación tendría que estar de acuerdo con dicho procedimiento. 

Formato del programa. Una vez que los ancianos decidan los detalles, el superintendente presidente puede escribir directamente al orador asignado de Betel. El formato del programa de dedicación debería reflejar modestia. A este respecto resultarán útiles los siguientes comentarios: 

1) El discurso de dedicación debe pronunciarse en el Salón del Reino que se vaya a dedicar, y no en otro auditorio que pudiera alquilarse para dar cabida a una mayor concurrencia. 

2) El programa puede llevarse a cabo en sábado o en domingo. Si se lleva a cabo en domingo, se incluirá un estudio abreviado de La Atalaya, como se hace durante la visita del superintendente de circuito. Lo mismo podrá hacerse cuando el programa de dedicación tenga lugar en sábado y el Salón del Reino no pueda utilizarse el domingo para celebrar el Estudio de La Atalaya normal de la congregación. 

3) Si se incluye una presentación de video o diapositivas, se debe limitar su duración a unos quince minutos más o menos. Bastaría con destacar solo algunos de los principales procedimientos utilizados en la edificación del Salón del Reino. La presentación debería ser digna y el contenido de buen gusto, ya que el programa de dedicación es una ocasión para dar alabanza a Jehová por su guía y bendición sobre la construcción, que sirve para dar adelanto a Su adoración en la comunidad. 

4) Cuando un Salón del Reino o un complejo de Salones del Reino alberga las reuniones de dos o más congregaciones, todas ellas deberán cooperar con los preparativos del programa de dedicación. Si hay congregaciones de distintos idiomas, los cuerpos de ancianos deberán acordar en cuál de ellos se pronunciarán el discurso y la oración de dedicación. 

5) Los Salones del Reino, sean nuevos o renovados, se dedicarán una sola vez. Si el orador es bilingüe, puede pedírsele que pronuncie el discurso de dedicación a una hora temprana para luego, en un programa que se celebraría a una hora posterior o al día siguiente, pronunciar el mismo discurso (o un discurso de servicio apropiado) en el otro idioma. El orador explicará que el Salón del Reino se dedicó en el primer programa. 

6) No parece necesario que el programa de dedicación dure más de dos horas, u ocasionalmente dos horas y media. Por lo general, este tiempo es suficiente para relatar una breve historia de las congregaciones participantes e incluir quizás entrevistas con uno o dos hermanos que hayan participado en la expansión de la predicación en la zona. También podrían incluirse algunas experiencias locales relacionadas con la construcción o algún video de duración adecuada donde se muestren ciertos elementos clave de la construcción. Las experiencias, así como los comentarios de todos los participantes, deben ser relevantes. Todos los que intervengan en el programa deberían tener en cuenta que el énfasis debe ponerse en Jehová y en el efecto que la obra tuvo sobre la comunidad y los hermanos, no en cómo se construyó el edificio (Sal. 127:1). 

7) Cuando dos o más Salones del Reino se dedican en un solo edificio, solo se necesita un programa de dedicación para todos los que forman el complejo. 

8) Antes del programa de dedicación se puede organizar una visita guiada por el nuevo Salón del Reino o, como también se le llama, una jornada de puertas abiertas. Si se considera apropiado, pueden servirse refrigerios, pero no bebidas alcohólicas. Muchos hermanos han visto que puede ser una ocasión propicia para invitar a empresarios y funcionarios de la comunidad que se hayan familiarizado con el trabajo de construcción y hayan expresado su deseo de ver el edificio terminado. Sería conveniente asignar a un anciano para que acompañe a estos invitados y haga que la visita sea informativa y agradable. Si fuera necesario, pueden hacerse preparativos similares para que uno de los acomodadores haga con otros invitados un breve recorrido. Por lo general, estas visitas guiadas se realizarán por la mañana o a primera hora de la tarde, dependiendo de la hora de inicio del programa de dedicación.

9) Los participantes en el programa de dedicación del Salón del Reino deberían ser testigos de Jehová dedicados y activos. Por lo tanto, no se contempla la posibilidad de invitar o permitir a funcionarios gubernamentales que se dirijan al auditorio desde la plataforma en ningún momento, tal como sucede en el caso de las reuniones de congregación, asambleas de circuito, días especiales de asamblea, asambleas de distrito, funerales, etc. (om-S 71, 73; be-S 282; km-S 3/97 7; w84-S 15/4 pág. 14, párr. 14; pág. 15, párr. 18). Si algún funcionario deseara realizar una breve alocución o manifestar agradecimiento en un programa de dedicación, se le recibirá amablemente y podrá entrevistarse con algunos hermanos responsables en una habitación aparte antes o después del programa. 

10) El discurso de dedicación debería durar a lo sumo entre cuarenta y cinco minutos y una hora. La mayoría de los oradores de Betel y superintendentes viajantes tienen un discurso de servicio preparado para este tipo de ocasiones. No obstante, en caso de que el orador seleccionado no lo tenga, debería preparar uno que explique claramente el uso de los Salones del Reino para la adoración de Jehová. Se podrían comentar aspectos como los siguientes: qué significa dedicar un Salón del Reino, cómo utiliza Jehová los Salones del Reino o cómo podemos mostrar aprecio por nuestro lugar de reunión. Se pueden incluir otros muchos temas apropiados de los que se encuentran en el Índice de las publicaciones Watchtower o en Watchtower Library bajo la entrada “Salones del Reino”. 

Salones del Reino renovados. Han surgido preguntas respecto a si deberían dedicarse Salones del Reino renovados. Si los cambios o renovaciones son mínimos, no hay necesidad de efectuar un programa de dedicación. No hacemos re-dedicaciones o confirmaciones. No obstante, en ocasiones puede que se hayan llevado a cabo renovaciones sustanciales y la planta y la apariencia general del Salón del Reino hayan cambiado mucho. Puede que se haya producido una re-estructuración importante. Quizás se renovaron o cambiaron de sitio los baños, las salas de clase, la plataforma y los departamentos de publicaciones y revistas, y dichos cambios mayores han convertido el lugar en un salón casi nuevo. En esos casos sería apropiado celebrar un programa de dedicación. 

Asientos. Puede que las congregaciones tengan que limitar el número de invitados al programa de dedicación para que el Salón del Reino no se llene más allá de lo razonable. Sin embargo, no sean tan restrictivos a este respecto que las instalaciones no se utilicen por completo durante el programa de dedicación. Si hay más de una congregación, quizás sea necesario limitar la asistencia a los ancianos, siervos ministeriales, precursores regulares y sus familias, junto con aquellos que llevan bautizados cierto número de años, quizás diez, veinte o más. Algunas congregaciones invitan también a personas que contribuyeron mucho tiempo, esfuerzo o materiales para la obra. En ocasiones, las autoridades locales permiten que las congregaciones instalen altavoces en el estacionamiento del Salón del Reino a fin de colocar allí asientos para quienes no quepan en el salón. No obstante, no hay necesidad de que se instale una conexión telefónica o de video con otra localización simplemente para suministrar asientos a una audiencia mayor. 

No hay duda de que la organización de Jehová experimentará un crecimiento continuo y de que, como consecuencia, se necesitarán más Salones del Reino. Confiamos en que la información suministrada anteriormente les resulte útil para tomar decisiones en relación con los programas de dedicación de Salones del Reino. Deseamos que todas las cosas se hagan de manera decente y ordenada para que el nombre de Jehová siga siendo respetado y alabado en su territorio (1 Cor. 10:31; 14:40).

Ahora les suministramos las dos cartas anteriores (que debieron destruirse), sin traducir (pues las ideas son básicamente las mismas) para no alargar demasiado el post. (Abajo están mis comentarios finales, respecto a estas cartas) :

Básicamente la carta sigue siendo la misma: El fin no estaba tan cerca, ni en 1992, ni en 2004, ni ahora... "Millares" necesitan Salones a medida que aceptan "la invitación de Dios", según la nueva carta, lo que implica que en la práctica no ven cercano "el fin"...

Sin embargo, hay diferencias notables: Hasta la fecha en USA, era nada menos que el Comité de Enseñanza del Cuerpo Gobernante quien atendía las solicitudes de oradores de Betel para dedicar salones. Este sólo hecho demuestra cómo el no vivir en USA convierte al resto de los TJ en cristianos de segunda categoría. Hasta cierto grado remedian esto con su última carta: Ahora es sencillamente a la sucursal a la que tienen que solicitar oradores. Aunque ya desde 1992 se animaba a preferir al SC (sin que bajara su productividad) o al orador de Betel para las asambleas especiales (si estaba cerca del Salón a dedicar), ahora ponen una cláusula donde los ancianos al pedir a un anciano de Betel en específico se comprometan a que, de no estar disponible, acepten al que la sucursal elija... De no poner por escrito que aceptan esta condición la sucursal no les enviará oradores... Está claro que teniendo al CG en USA muchas congregaciones los solicitan, pero ellos no están dispuestos a aceptar todas las invitaciones (aunque sea con la esposa y todos los gastos pagados). ¡Y vaya qué gastos! Ya en 1992 se hablaba de las ventajas de ahorro al preferir discursantes alternativos "especialmente donde hay envueltos costos de viaje ida y regreso a Nueva York". Por eso, en forma inaudita, en la carta más reciente dan la oportunidad a "ancianos locales calificados", para dar el discurso de dedicación, sin previa autorización de la sucursal, solo informando a Betel de la decisión con una "breve nota". Eso sí, se establece una nueva obligación del coordinador del cuerpo de ancianos: ponerse en contacto con el orador visitante para tratar el itinerario y el alojamiento.

Sin embargo, las instrucciones anteriores no alejan a personeros del CG por completo de la dedicación de salones. De hecho, se establece en la carta de este año (contrario a toda la "tradición" anterior) que en caso de haber un orador del CG los ancianos podrían recomendar que hubiera otro Salón  cercano interconectado con el Salón a dedicar... No cabe duda que al CG 2.0 no le gusta la austeridad, ni un auditorio pequeño: Necesitan de grandes multitudes oyéndoles. En virtud de esto, la vieja restricción  (por las "leyes contra incendio" de acuerdo a la carta de 1992) de invitar sólo a "ancianos, siervos ministeriales, precursores regulares y sus familias, junto con aquellos que llevan bautizados cierto número de años, quizás diez, veinte o más", se ha derogado.

Llama la atención que en conexión con la jornada previa de "puertas abiertas", no se prohíba el uso de bebidas alcohólicas como en las otras cartas, pues esta actividad donde se reciben a "empresarios y funcionarios" de acuerdo a las últimas instrucciones puede hacerse "antes de la fecha  de la dedicación".

Estas son las pocas diferencias que he podido hallar: Casi generadas por el capricho de la nueva directiva. Si ustedes tienen más información, un enfoque distinto, o las instrucciones de dedicación de salones de su respectivos países, se les agradecería mucho que las dieran a conocer. Además, por más que busqué diferencias entre las dos cartas de 2004 (salvo que la de Mayo no contiene la referencia en el encabezado), aún no puedo ver por qué reemplazaron la primera carta de Mayo, si la de Noviembre es básicamente la misma. Quién pueda averiguarlo por favor coméntenlo. ¿Pasó lo mismo en otros países? Sabemos que la WT no da "puntada sin hilo". Siempre hay razones para su proceder... ¡Bienvenidas son sus apreciaciones!

1 comentario:

  1. para edy el hipocrita lee atentamente lo que dijo un hombre muy sabio me gusta su cristo no me gustan sus cristianos son muy poco como su cristo sois falsos mexicanito